Los Bravos de Atlanta afirman que no están en "reconstrucción"

Los Bravos de Atlanta afirman que no están en

ATLANTA - Aunque el presidente de operaciones de béisbol de los Bravos, John Hart, ha afirmado que Atlanta no sería el equipo de más glamor este año, una serie de movimientos indican que el club tampoco está dispuesto a conformarse con una decepción de rutina en el 2015-a pesar de que sí reconoce que la franquicia tiene un ojo puesto en el futuro.

"Creo que nos esforzaremos tan fuerte como cualquiera", dijo el gerente general asistente de los Bravos, John Coppolella.

Como parte de su intento de superar las lesiones, un bullpen débil y algunos huecos en su lineup, Atlanta ya ha utilizado a 44 jugadores (21 de posición y 23 lanzadores). Y eso ni toma en cuenta los ascensos recientes al equipo grande de Jake Brigham y Ryan Kelly-dos derechos de 27 años que se integraron al roster durante el fin de semana.

Estamos a menos de medio camino y los Bravos ya han utilizado a más jugadores que en todo el 2014 (39) y el 2012 (41). El total de este año igual la cantidad utilizada en el 2013 y está a uno del récord de la franquicia en el 2011 (45).

Atlanta podría superar dicha marca para finales de esta semana. Se espera que el mexicano Manuel Bañuelos haga su debut de Grandes Ligas con el equipo el jueves, en lugar del venezolano lesionado Williams Pérez. Y el derecho dominicano Arodys Vizcaíno, quien cumple una suspensión de 80 juegos por dopaje, podría ser activado durante el próximo fin de semana.

"Creo que (todos esos movimientos) demuestran que estamos tratando de ganar", dijo Coppolella. "Pudimos haber decidido que íbamos a terminar con un récord de .500 o menos, en el tercer o cuarto lugar. Pero eso no es suficiente para nosotros.

"Estamos tratando de ganar cada juego y estamos haciendo todo lo posible por darles la oportunidad de ganar a los Bravos cada vez que salimos al terreno".

Los cambios hechos por Atlanta durante el invierno le dio la flexibilidad económica de reforzar su grupo de prospectos del pitcheo con el canje por Touki Toussaint. Para adquirir al joven, los Bravos tuvieron que aceptar también a Bronson Arroyo y su salario de US$9.5 millones.

Atlanta tratará de fortalecer aun más su finca con canjes que puedan incrementar su cantidad de dinero disponible para firmas internacionales.

"No queremos perder 100 juegos ni poner a nuestra base de fanáticos a sufrir por mucho tiempo", dijo Coppolella. "Estamos tratando de recorrer caminos paralelos: Mejorar el equipo y construir para el futuro. Entonces, es un ojo sobre el presente y dos ojos sobre el futuro".

Si los Bravos continúan cayendo en las posiciones, podrían decidir cambiar en julio a veteranos como Kelly Johnson, A.J. Pierzynski, Jim Johnson y Jason Grilli. Probablemente tendrían que esperar el próximo invierno para canjear al derecho colombiano Julio Teherán por un bateador de poder.

"Cuando llegue la fecha límite de cambios (del 31 de julio), no vamos a buscar canjear a todos los que serán agentes libres ni a todos los que tengan 30 años o más", afirmó Coppolella. "Vamos a tratar de hacer sólidos negocios que sean para el bienestar de la franquicia.

"No sé si seremos tan activos como en años anteriores. Vamos a ver qué pasa, pero de ninguna manera desmantelaremos por completo a este equipo".