Eduardo Rodríguez trata de asimilar las lecciones en los Medias Rojas

Eduardo Rodríguez trata de asimilar las lecciones en los Medias Rojas

BOSTON - Después de su apertura del miércoles por la noche, Clay Buchholz de los Medias Rojas señaló lo rápido que un inning puede cambiar el tono de la salida de un pitcher.

"Todo explota y así nos toca vivir", dijo Buchholz.

Al día siguiente, Buchholz le dio un consejo parecido al novato venezolano Eduardo Rodríguez, cuyo desplome repentino ante los Orioles en el Fenway Park el jueves resultó en una derrota de Boston por 8-6.

El zurdo tuvo cinco ponches en tres episodios perfectos, antes de que Baltimore le anotara seis carreras con siete hits consecutivos en el cuarto inning, obligándolo a salir del juego después de apenas 3.2 entradas.

Se trata de la segunda vez en sus últimas tres aperturas que Rodríguez, quien les permitió nueve carreras a los Azulejos el 14 de junio, no logra completar cinco entradas en una presentación.

Posteriormente, Buchholz habló con Rodríguez en el clubhouse y juntos se sentaron a ver videos del movimiento del segundo hacia el plato. El integrante más veterano de la rotación de Boston se encargó de asegurarle a su compañero de 22 años que ese tipo de aperturas la tienen todos los lanzadores de Grandes Ligas.

"Fue para despejar su mente", dijo Buchholz.

El mensaje del coach de pitcheo de los Patirrojos, Carl Willis, fue el mismo.

"Tiene material de Grandes Ligas", dijo el instructor acerca de Rodríguez. "Lo demostró en los primeros tres episodios. Es un proceso de aprendizaje - pequeños ajustes que hay que hacer y cosas que no se presentan en los juegos de liga menor, dada la competencia".

Entre esos ajustes estará la habilidad de Rodríguez de lanzar desde la goma con corredores en base, sin hacer su windup.

Los Orioles, que no consiguieron su primer hit hasta el cuarto inning, no hicieron más que conectar imparables una vez que Rodríguez comenzó a trabajar con gente en base.

"Le iba de maravilla - retiró a los primeros 10 [bateadores] del juego", dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell. "Estuvo dominante. Consiguió algunos swings en blanco y luego cuando se puso a lanzar desde la goma con gente en base, le hicieron un ajuste. No comandó la bola cuando le tocó lanzar así".

Rodríguez necesitó hacer solamente 36 pitcheos para completar los primeros tres innings, pero luego batalló con 31 lanzamientos la segunda vez por la alineación de los Orioles. La falta de comando le impidió usar sus dos pitcheos secundarios para complenentar su electrizante recta.

"En los primeros tres innings, localicé la bola donde quería con mi slider y mi cambio", dijo Rodríguez. "Creo que en el último inning, no acerté donde quería tirar el slider y donde quería tirar el cambio".

Rodríguez no demoró en conocer el éxito en Grandes Ligas. Ahora, después de otra apertura difícil, el joven serpentinero ya está aprendiendo a lidiar con los malos momentos.

"Esto pasa en el béisbol; a veces pierdes", dijo Rodríguez. "A veces te estropean….Simplemente traté de hacer demasiado cuando me tocó lanzar con gente en base".