Mejorar el pitcheo abridor sería clave en las aspiraciones de N.Y.

Mejorar el pitcheo abridor sería clave en las aspiraciones de N.Y.

NUEVA YORK -- Ahora que nos acercamos a julio, el cuerpo monticular de los Yankees no ha aclarado la interrogante que surgió antes de la temporada. Pero fue más evidente tras una derrota 11-8 esta semana en el primer partido de su serie ante los Filis, quienes se encuentran en el sótano de la División Este de la Liga Nacional.

Nueva York llegó a los Entrenamientos de Primavera con la duda de si sus tres principales abridores tendrían un repunte tras una ola de lesiones.

Masahiro Tanaka venía de un desgarre en unos ligamentos del codo derecho, CC Sabathia fue operado de la rodilla derecha y el dominicano Michael Pineda tuvo problemas en el hombro que lo limitaron a 27 aperturas desde que llegó al equipo por medio de un canje con los Marineros después de la campaña del 2011.

Los resultados han sido mixtos. Pineda ha conseguido ocho victorias y dice que se encuentra en salud, pero su última salida ante Filadelfia fue su peor de la temporada. Y eso fue un día después de que Tanaka concediera siete carreras (cinco merecidas) y 10 imparables, incluyendo tres jonrones -- la mayor cantidad en su carrera -- en cinco episodios de la paliza de los Tigres sobre los Yankees.

La efectividad colectiva de sus abridores es de 4.43, para colocar a Nueva York en el lugar 22 de Grandes Ligas en ese sentido.

Una cosa es ser apabullado por Detroit y una de las dos mejores ofensivas en la Gran Carpa, pero otra es ser castigado por los bates de los Filis que ocupan el 29no puesto.

Los Yankees cuentan con lanzadores que pasan por diferentes momentos.

"Es difícil saber en qué punto se encuentran algunos", señaló el coach de pitcheo Larry Rothschild. "Hemos visto presentaciones bastante buenas y algunas muy malas. Espero que podamos mejorar todo eso".

Sabathia tiene apenas tres victorias con un promedio de carreras limpias de 5.31. A sus 34 años de edad, no ha dado señales de tener lo que tuvo cuando ganó el Cy Young.

Tanaka definitivamente ha enfrentado obstáculos bajo la sombra de una posible operación Tommy John. Se perdió casi una mitad del 2014 por un desgarre parcial en un ligamento del codo derecho y en mayo de este año estuvo fuera de acción por un tirón en el antebrazo. Por ahora los médicos no han visto problemas. Pero al no poder dar con la zona de strike en su última presentación ni poder tirar con confianza, ésas serían muestras de que las cosas podrían terminar en un desastre. Esas clases de lesiones no desaparecen de un día a otro.

Y hablando de los lesionados, a solamente 14 meses de su operación Tommy John, el quisqueyano Iván Nova tuvo un triunfal debut de temporada tirando 6 2/3 entradas en blanco y permitiendo apenas tres hits en el cierre de la serie de Nueva York ante Filadelfia, superando al as Cole Hamels.

Tomando en cuenta todo esto, sería mucho pedirle a este grupo algo de consistencia.

"No estoy seguro si es pedirles mucho, pero pienso que es un ajuste que deben hacer", indicó Rothschild. "Es un poco difícil entender algunas cosas. Por ejemplo, Michael en su apertura anterior permitió un solo hit. Tanaka tuvo tres salidas buenas. Entonces es difícil interpretar todo esto, pero lo único que puedes hacer es superarlo".

De cualquier manera, en junio los Yankees ya han fijado un récord del club al emplear a 21 serpentineros en un mes. Con el relevista zurdo Andrew Miller todavía en la lista de incapacitados debido a un tirón en el antebrazo izquierdo, Nueva York ha tenido que contar con varios brazos de Triple-A Scranton/Wilkes Barre.

Miller estará fuera de acción por un buen tiempo, porque apenas ha comenzado a hacer ligeros lanzamientos.

Con todo esto, es increíble que los Yankees estén a un juego del primer lugar en el Este de la Liga Americana con foja de 39-33.

Esta incertidumbre en su grupo de lanzadores parece ser un estilo de vida de los Yankees. El año pasado cuatro de sus cinco abridores se perdieron la mayoría de la temporada. El único sobreviviente fue Hiroki Kuroda, quien realizó cada una de sus 32 aperturas y consiguió 11 triunfos. Por otro lado, el dirigente Joe Girardi pudo juntar 28 victorias de varios abridores, la mayoría de los cuales ya no están con el equipo.

El punto es que Sabathia, Pineda y Tanaka aún están en la rotación. En algún momento, necesitarán entrar en ritmo de manera colectiva y acumular triunfos.

"Creo que eso pasa naturalmente. No pienso que haya palabras mágicas que pueda yo decir", expresó Girardi. "Un muchacho sale y tira bien. El siguiente lo quiere superar y lanza bien. De repente, todos entran en ritmo".

Y para entrar en ritmo, como dice Girardi, todo comienza con el pitcheo abridor.