Rubby de la Rosa empieza a destacarse en los Diamondbacks

Rubby de la Rosa empieza a destacarse en los Diamondbacks

PHOENIX - Rubby de la Rosa aún está en la etapa de tratar de establecerse de una vez por todas como abridor de Grandes Ligas, pero en días pasados ha dado pasos agigantados hacia esa meta.

En sus últimas dos aperturas-contra los Gigantes y los Padres, respectivamente--el dominicano ha permitido una sola carrera en un total de 15.0 entradas para adjudicarse la victoria en ambas oportunidades.

De la Rosa pasa por un buen momento ahora mismo, algo que complace sobremanera a los Diamondbacks de Arizona.

"Está madurando y está acomodándose más, sabiendo que va a recibir la oportunidad de abrir toda la temporada", comentó acerca del derecho el manager de los Diamondbacks, Chip Hale.

Para De la Rosa, el camino no ha sido fácil. Después de ser un prospecto de alto calibre en los Dodgers, se sometió a una cirugía Tommy John en el 2011. Poco después de su regreso en el 2012, fue enviado a los Medias Rojas para completar el mega-cambio de ese año entre ambos equipos. Y luego de dos temporadas de resultados mixtos entre Triple-A y el equipo grande de Boston del 2013 al 2014, el quisqueyano fue enviado a Arizona como parte del canje en el que Wade Miley pasó a los Medias Rojas.

Ahora, por primera vez siendo parte de una rotación de Grandes Ligas desde el principio de una temporada, De la Rosa ha ido mejorando en el transcurso de este 2015.

"He hecho par de ajustes conmigo mismo a nivel mental", dijo el lanzador. "Olvidé lo que pasó (en las salidas anteriores) e hice lo mejor que uno pueda hacer".

Efectivamente, sus últimas dos aperturas de tanta calidad fueron después de una actuación desastrosa el 8 de junio contra los Dodgers. Pero luego de dicho partido, De la Rosa ha dado un giro de 180 grados.

"Tratar de ir ejecutando un poquito más, de ser más agresivo", dijo el diestro de 26 años acerca de los ajustes que ha intentado implementar. "También tratar de estar arriba todo el tiempo en los conteos, para yo tirar los pitcheos que quiero tirar en ese momento en vez de algo cómodo para ellos".

En particular, De la Rosa parece estar en buena sintonía con su nuevo receptor en los Diamondbacks, el también dominicano Welington Castillo. Precisamente, Castillo es compueblano del pitcher, ya que ambos se criaron en la localidad de San Isidro y jugaron juntos en su infancia.

Ahora De la Rosa se ve con confianza no sólo en su poderosa recta que se puede acercar a las 100 millas por hora, sino también en sus pitcheos secundarios como el cambio y el slider.

"Está mejorando a nivel mental, porque siempre ha tenido buenos pitcheos", dijo Castillo. "Parte de mi trabajo es tranquilizarlo para que pueda hacer el pitcheo que tiene que hacer".

Esa nueva calma se ha visto claramente con Castillo. Cuenta Hale que al principio de la temporada, con Tuffy Goesewich detrás del plato, De la Rosa cambiaba tanto el pitcheo que pedía el receptor que en algún momento al derecho se le tuvo que dar el orden de no hacerlo.

"Está confiando más en su cátcher", dijo el piloto. "Creo que ahora con Welington, le ayuda lo del idioma y hablar español con él. Cuando las cosas se ponen difíciles, Welington puede salir al montículo y hablar con él en español. Creo que eso ayuda y (De la Rosa) está confiando en (Castillo)".

De la Rosa lo confirma.

"Me ha dado demasiada confianza de usar mis pitcheos en cualquier conteo", afirmó el lanzador sobre el trabajo hecho con su compatriota. "Todo el tiempo estamos en la misma página".

En el 2015, De la Rosa está poniendo sus mejores números desde su cirugía Tommy John en categorías como WHIP (bases por bolas más hits por inning lanzado), hits por cada nueve entradas, bases por bolas por cada nueve capítulos y proporción de ponches y transferencias.

Además, con récord de 6-4, el dominicano encabeza al cuerpo monticular de Arizona en victorias. Aunque los triunfos de un pitcher no se usan tanto como antes para evaluar a un lanzador, sí es algo que valora la organización de los Diamondbacks.

"Creo que las victorias son importantes y nuestra oficina central cree que son importantes", dijo Hale. "Si tienes la oportunidad de conseguir la victoria, si tu equipo te ha apoyado con suficientes carreras, sí es importante. Él ha podido hacer eso. Ha habido juegos en que ha permitido algunas carreras, pero siempre nos ha mantenido arriba".

A esta altura de su carrera, De la Rosa aún podría confrontar algunos altibajos. Pero el material está ahí. La confianza y la madurez van en ascenso. Y por supuesto, por fin ha llegado una auténtica oportunidad.

"De mi parte es una gran ventaja saber que el equipo me está dando la oportunidad cada cinco días para hacer lo que uno sabe hacer", dijo el derecho. "Es una gran confianza".