Ramos fue el C de un no-hitter por segunda vez en Nacionales

Ramos fue el C de un no-hitter por segunda vez en Nacionales

WASHINGTON - En septiembre pasado, Wilson Ramos estuvo detrás del plato y dirigió el no-hitter de Jordan Zimmermann, completando una hazaña que muchos receptores jamás lograrán. El sábado, en la victoria de Washington por 6-0 sobre Pittsburgh, el venezolano lo volvió a hacer.

Ramos y Max Scherzer estuvieron en plena sincronía durante todo el juego, lo que se tradujo en 10 ponches y un juego sin hit ni carrera durante otra magistral actuación del as de los Nacionales.

"Es impresionante, un momento inigualable en mi carrera", expresó Ramos. "Lo hice el año pasado con Jordan y este año con Max. Eso me hizo sentir bien emocionado, porque sentí que hice un buen trabajo detrás del plato. Max hizo un gran trabajo hoy (sábado). Me hizo sentir feliz de que estuviéramos en la misma página. El trabajo de hoy fue increíble".

Ramos conectó un sencillo en la sexta y anotó en esa entrada de cuatro carreras de los Nacionales, pero después de sacar todos los 27 outs y asegurar el no-hitter, el enfoque para Ramos se centró en su labor detrás del plato y en cómo dirigió los lanzamientos de Scherzer.

"Siempre cuando Max sube a la loma, tiene su plan de atacar a los bateadores", indicó Ramos. "El año pasado estuvo muy cerca de lograrlo, y hoy finalmente lo logró. Finalmente. Estoy bien feliz por él. Hizo un gran trabajo".

Ramos, quien estuvo detrás del plato en la joya de 11 ponches del novato Joe Ross el viernes, ha atrapado los únicos dos juegos sin hit ni carrera en la historia de los Nacionales.

"Misión cumplida", exclamó Scherzer. "Sentí que Willy y yo estuvimos de nuevo en la misma página, llevamos a cabo un buen plan de juego".