A San Luis le toca volver a superar las adversidades ahora

A San Luis le toca volver a superar las adversidades ahora

DENVER - Los Cardenales tienen otro obstáculo ahora. Su jardinero izquierdo Matt Holliday ha ingresado a la lista de lesionado con un tirón en el cuádriceps derecho.

Holliday ha sido una constante como tercer bate en el lineup de San Luis. Pero por más importante que haya sido el veterano en los éxitos del equipo, no hay tiempo para llantos.

Sí, hará falta Holliday en los Cardenales, como ha sido el caso con el as lesionado Adam Wainwright. Lo mismo se puede decir de Matt Adams, quien al igual que Wainwright está proyectado para perderse el resto de esta temporada.

Sin embargo, San Luis prefiere enfocarse en lo que tienen, en vez de lo que se ha perdido. Lo que tienen los Cardenales es el mejor récord de Grandes Ligas (38-21) y un porcentaje de ganados y perdidos de .644. Llegaron al miércoles con ventaja de 6.5 juegos sobre los Cachorros y los Piratas en la División Central de la Liga Nacional.

La tropa del manager Mike Matheny ya tiene un historial de no dejar que los contratiempos la detengan.

"Tenemos que seguir por el mismo camino", dijo Matheny. "No podemos tenernos pena. Hay oportunidad para que otro jugador llegue y aporte".

Esa es la manera de los Cardenales. Por eso buscan su 12ma clasificación en los últimos 16 años. Por eso buscan su tercera participación en la Serie Mundial desde el 2011.

Es una mentalidad que se hizo evidente el primer día de los entrenamientos para el relevista Matt Belisle, quien era nuevo en el equipo. El derecho había sido drafteado por los Bravos y había lanzado por los Rojos y los Rockies.

"De plano se ve la expectativa de ganar", dijo Belisle. "Eso se ve hasta lo más alto de la organización, no sólo en el clubhouse. Es parte de la cultura de los Cardenales".

No hay altas ni bajas. Hay un trabajo que tiene que hacerse.

"Después de un juego, puede haber brevemente unas emociones con una victoria o una decepción luego de una derrota, pero no es por mucho tiempo", dijo Belisle. "Cuando se acaba un partido, lo que importa es el próximo juego.

"Llevan tanto tiempo ganando que podría ser fácil decirlo. Pero hay que vivir cada día, cada juego como venga".

Wainwright fue colocado en la lista de incapacitados el 26 de abril. Al día siguiente, San Luis empezó una racha de ocho triunfos al hilo. Michael Wacha, quien se perdió tres meses del 2014 por lesión, asumió el primer puesto en la rotación y luego el mexicano Jaime García llegó como el quinto abridor.

Aunque cargó con la derrota el martes vs. Colorado, Wacha lleva 8-2 con efectividad de 2.45.

Adams, el cuarto bate principal de los Cardenales, jugó por última vez el 26 de mayo. Esa noche ganó San Luis y, con el dominicano Jhonny Peralta cumpliendo el papel de cuarto bate, el equipo ganó siete de sus siguientes compromisos.

"Hay mucha seriedad", dijo Belisle. "Se trata de saber lo que hay que hacer y cómo hacerlo. Se trata de adquirir a la clase indicada de individuos y que ellos crean en el programa.

"Los Cardenales saben hacer eso".

Ahora les toca retocar el medio de su alineación. El martes, Jon Jay estuvo en el jardín izquierdo (el puesto defensivo de Holliday) y Mark Reynolds fue colocado como cuarto bate, con Peralta como tercero.

"Probaremos con algunas cosas para encontrar la situación indicada", dijo Matheny.

No hay razón para dudar de eso. Los Cardenales han demostrado la habilidad de ignorar las adversidades y hallar el éxito.