Alex Rodríguez ha sido una grata sorpresa en el lineup de los Yankees

Alex Rodríguez ha sido una grata sorpresa en el lineup de los Yankees

NUEVA YORK - De cara a la campaña del 2015, sobraban motivos para suponer que Alex Rodríguez estaba acabado como pelotero. Con 39 años de edad, ya operado de ambas caderas y viniendo de una suspensión de una temporada completa a raíz del caso Biogénesis, el afán del cañonero por reintegrarse a los Yankees daba la impresión de ser un capricho.

Pero dos meses después del inicio de la campaña, los dioses del béisbol parecen estarle sonriendo a Rodríguez de nuevo. El tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana llegó a la acción del miércoles con un promedio respetable de .272, 11 jonrones y 28 remolcadas por un equipo de los Yankees que se encuentra en la cima de la División Este del Joven Circuito.

"Me siento más relajado y estoy gozando el juego más que nunca", expresó Rodríguez en una rueda de prensa con los medios de habla hispana en el Yankee Stadium. "Y creo que es por eso que me está yendo bien y que estoy ayudando al equipo a ganar, que es lo más importante".

El camino de regreso a la Gran Carpa fue largo para Rodríguez, quien además de perder la temporada del 2014 mientras cumplía una suspensión de 162 juegos - la sanción más larga que no sea de por vida en la historia de Grandes Ligas - disputó apenas 44 partidos en el 2013 tras someterse a una cirugía en la cadera izquierda. Sin embargo, Rodríguez le ha encontrado un lado positivo a su odisea. El veterano considera que el tiempo libre le permitió recuperarse y fortalecerse físicamente.

"Tuve la oportunidad de descansar y entrenar fuerte para la campaña 2015", dijo Rodríguez, cuyos retos este año han incluido adaptarse al rol de bateador designado luego de jugar como infielder durante toda su carrera. "Fue la primera vez en más de cinco años que pude entrenar así. Y creo que ese entrenamiento me ha ayudado a empezar la campaña del 2015 bien".

Rodríguez viene imponiendo marcas toda la temporada. La semana pasada, superó a Barry Bonds para ocupar el segundo lugar en la lista de impulsadas de por vida. El 7 de mayo, se adueñó del cuarto lugar en la lista de jonrones al rebasar a Willie Mays en dicha categoría. Y ahora mismo le faltan apenas nueve imparables para integrarse al club de los 3,000 hits.

Pero aunque se sabía que Rodríguez estaba en posición de hacer historia este año, en general su aporte ha sido una grata sorpresa para los Yankees, ya que el toletero representaba una incógnita debido a su historial.

"Ha sido estupendo porque, obviamente, con la suspensión, perdió un año entero, pero antes de eso estaba lidiando con lesiones en las caderas, así que no se sabía qué esperar", dijo el guardabosque de Nueva York, Brett Gardner, quien ha sido compañero de equipo de Rodríguez desde que el primero hizo su debut de Grandes Ligas por los Yankees en el 2008.

Entre las interrogantes que rodeaban a Rodríguez estaba la recepción de parte de los aficionados de los Yankees, que lo han visto involucrado en una serie de controversias, incluyendo escándalos de dopaje y batallas legales con MLB y los Yankees. Pero con su producción al bate, Rodríguez parece haberse ganado de nuevo a la exigente fanaticada neoyorquina, que lo ha colmado de aplausos en el Bronx.

"Si hay algo que he aprendido de los fans, es que te perdonan si produces", dijo el capataz de los Yankees, Joe Girardi. "Quieren ver a la gente levantarse luego de haber caído o cometido errores o haber lidiado con problemas. Quieren ver a los peloteros jugar bien y aportar.

"En cuanto a Alex se refiere, ha jugado bien. Para mí, la recepción ha sido casi igual a como fue antes de que sucediera todo esto. Lo reciben bien en casa y cuando estamos en la ruta lo abuchean. Eso no ha cambiado y ha sido así durante mucho tiempo. Creo que [Rodríguez] lo ha manejado bien".

De su parte, Rodríguez reconoce que le preocupaba la reacción de los fans.

"Me tenía un poco nervioso antes de que el año empezó", manifestó Rodríguez. "La fanaticada ha sido increíble y me he sentido muy cómodo y para mí, [los fans] han sido una de claves por las cuales he jugado buena pelota".

Rodríguez, cuyo contrato se vencerá después de la temporada el 2017, también se ha acoplado bien a sus compañeros de equipo. En resumidas cuentas, todo le ha salido mejor de lo que se pudo haber pronosticado hace unos meses.

"No creo que hubiésemos podido pedir que las cosas salieran mejores o que fuese más clave en el terreno", dijo Gardner. "Ha sido maravilloso; se ha estado divirtiendo mucho. Definitivamente no da la impresión de que está a punto de cumplir 40 años".

Agregó Girardi, "[Rodríguez] está disfrutando del juego y de sus compañeros. Y a sus compañeros les gusta compartir con él, así que todo ha sido positivo".