Chris Sale está lanzando como un verdadero as ahora

Chris Sale está lanzando como un verdadero as ahora

CHICAGO -- El as de los Medias Blancas, Chris Sale, ha logrado una impresionante racha durante el último mes y sigue acumulando ponches como nadie lo ha hecho en la larga historia de los Patipálidos.

Parece que el único que no está impresionado por todo esto es el mismo Sale.

"No le presto atención a nada de eso", dijo el zurdo después de su victoria de Chicago el lunes frente a Houston. "Trato de llegar todos los días y hacer mi trabajo. Solamente me concentro en dar todo lo que tengo".

Últimamente todo lo que tiene es brillante.

Sale se apuntó la victoria número 50 de su carrera al dominar a una joven alineación de los Astros. Permitió apenas una carrera -- lo que le puso fin a su cadena de 22 2/3 entradas sin permitir anotaciones -- cinco imparables, dio un boleto y ponchó a 14 bateadores en ocho episodios.

El abridor ha ponchado a por lo menos 10 bateadores en cuatro presentaciones consecutivas. Es el primer lanzador en la historia de los Medias Blancas en lograr dicha hazaña y el primero en las Grandes Ligas desde que David Price lo hizo en cinco salidas seguidas por los Rays la temporada pasada. Sale también ha registrado por lo menos 12 ponches en tres aperturas en fila, convirtiéndose en el primer serpentinero de la Gran Carpa en lograrlo desde Randy Johnson en el 2001.

Hasta la Madre Naturaleza no fue obstáculo para Sale. El as no tuvo problemas con una pausa de 25 minutos por lluvias tras el comienzo del juego (después de calentar), ni con otra demora de 38 minutos en el cierre del tercer episodio.

"Estuvo fantástico", señaló el piloto de Chicago, Robin Ventura. "Está en un buen momento y algunos de los números que está consiguiendo son impresionantes, especialmente con la larga historia de esta organización.

"Incluso en la última entrada, tiene una mentalidad diferente cuando se acerca el final del juego. Pienso que por la experiencia, sabe que quiere ponerle punto final".

Olvidemos la cantidad de ponches. Llegar lejos en una salida es lo que parece importarle más a Sale. El zurdo ha lanzado al menos siete innings en seis aperturas consecutivas.

"Es importante, especialmente al principio del año", explicó Sale. "Siempre quiero aprovechar cualquier oportunidad para darles un descanso a los muchachos en el bullpen. De eso se trata ser abridor: Tirar toda la ruta probablemente sea lo más importante".

Sale pasó de los 100 lanzamientos después de siete capítulos el lunes y tuvo que esperar tras dos interrupciones por el clima, pero no cabía duda -- en la mente de Sale ni en la de su mánager -- de que iba a salir para la octava entrada.

"Creo que en ocasiones se ha notado cansado al volver para la siguiente entrada o cuando se alista y no quieres que salga así", declaró Ventura. "Ahora tiene otra velocidad que adquirió con la experiencia de ser abridor y al saber lo que él significa para nuestra organización".

Sale terminó el encuentro con 119 lanzamientos y ponchó a los últimos dos bateadores que enfrentó (el dominicano Jonathan Villar y el venezolano José Altuve). David Robertson cerró el partido y consiguió su 11mo rescate.

La única carrera que los Astros anotaron contra Sale fue en el cuarto episodio cuando el cotizado prospecto de Houston, el boricua Carlos Correa, conectó un hit dentro del cuadro con dos outs para que Villar anotara desde la tercera base. Eso empató el juego 1-1, pero los Medias Blancas respondieron en el cierre de dicha entrada cuando el venezolano Avisaíl García sacudió un jonrón de dos vueltas.

"Creo que ésa fue la jugada más importante del encuentro", indicó Sale. "Avisaíl ha estado encendido últimamente y ha sido divertido verlo".

Se puede decir lo mismo de Sale.