Carlos Correa causó buena impresión en su debut con los Astros

Carlos Correa causó buena impresión en su debut con los Astros

CHICAGO - El lunes, durante su debut de Grandes Ligas, Carlos Correa demostró por qué los Astros lo tenían como prospecto privilegiado.

El puertorriqueño, la selección número 1 del draft amateur del 2012, se fue de 4-1 y empujó la única carrera de Houston en su derrota ante los Medias Blancas en el U.S. Cellular Field. Correa exhibió su buen guante y una madurez que va más allá de su edad.

"Se manejó tal y como lo esperábamos", dijo el manager de los Astros, A.J. Hinch. "En su primer día como ligamayorista, lució como tal. Estamos contentos de contar con él. Nos hace mejor y encajará bien".

El primer hit y la primera empujada de Correa fueron en el cuarto inning con un sencillo dentro del cuadro. En un principio el joven fue cantado out en la primera base, pero dicha decisión se cambió al revisar los videos. Afirma el boricua que sabía que había llegado quieto a la almohadilla.

El torpedero también se vio muy bien en el campo corto. En el octavo inning, alcanzó un rodado detrás de la segunda base, se volteó y tiró a primera para el último out de la entrada.

"No hay nada que él no pueda hacer en un terreno de béisbol", dijo Hinch. "Tiene que aprender y madurar, como cualquier otro muchacho de 20 años, pero esa jugada no me sorprende. Estoy orgulloso de la forma en que él se manejó, porque el ritmo que llevó en la jugada fue de alguien que hubiera estado aquí durante toda la temporada".

De hecho, Correa llegó a Chicago apenas el lunes, volando desde Fresno y jugando luego de dormir apenas dos o tres horas. El jugador estaba sentado en primera clase en el avión cuando se dio cuenta de que dos hombres a su lado leían el periódico. El artículo principal era sobre Correa--calificado como el mejor prospecto de los Astros y el número dos del béisbol por MLB.com-y su inminente debut de Grandes Ligas.

Ahí es cuando Correa asimiló por completo la idea de que iba a las Mayores. Y cuando pisó el terreno del U.S. Cellular Field el lunes, su sueño se había hecho realidad.

"Estuve con (el venezolano José Altuve) y (George Springer), diciéndoles lo bonito que era estar aquí jugando con ellos, cosas así", manifestó Correa. "Fue un momento de muchas emociones para mí, parado ahí en el jardín central y viendo a todo el mundo. Fue un gran momento".

Correa ha sido la cara del sistema de liga menor de los Astros desde que el equipo lo eligió con la primera selección general del draft en el 2012. El puertorriqueño ha cumplido con las expectativas en cada nivel de liga menor. En el 2015, bateó .335 con 21 dobles, 10 jonrones, 44 empujadas y 18 bases robadas en 53 juegos entre Doble-A Corpus Christi y Triple-A Fresno.

El lunes-el día del draft del 2015-Correa hizo su debut como el jugador más joven de Grandes Ligas, cerca del aniversario de su selección de parte de Houston.

"Definitivamente, parece que las cosas sucedieron rápido", dijo Correa, quien se ha recuperado de una fractura en la pierna derecha que sufrió el año pasado. "Cuando recibí la llamada, fue un gran momento. Uno piensa en todo lo que pasó y todo el trabajo duro. Es una gran sensación".

El parador en corto afirma que se sintió bienvenido en el clubhouse con sus nuevos compañeros de equipo el lunes. Entre los más contentos estuvo Altuve, quien le dio un abrazo a Correa.

"Le dije que no sabía si era él o yo quien estaba más emocionado por su ascenso", relató Altuve, quien fungió como mentor de Correa durante los entrenamientos de primavera. "Estoy bien orgulloso de él".

Ahora Correa es parte de un equipo puntero en la División Oeste de la Liga Americana. Hinch ha dicho que el boricua no tiene que ser un salvador, sino que quiere que sea él mismo.

"Cuando eres elegido (con la primera selección), eso viene con mucha responsabilidad", expresó Hinch. "Él tiene la madurez suficiente para manejarlo. Le dije que simplemente tiene que ser él mismo, que esté listo para medir fuerzas con jugadores de la mejor liga del mundo. También que fuera feliz y que sólo pusiera de su parte".

Si para el resto del camino esa parte se parece a lo que hizo el lunes, los Astros la aceptarán con mucho gusto.