Para Familia, se ha vuelto una rutina los rescates de cinco outs

Para Familia, se ha vuelto una rutina los rescates de cinco outs

PHOENIX - En el octavo inning del partido del domingo pasado ante los Marlins, con una ventaja de una carrera, un corredor en base y Giancarlo Stanton al bate, Terry Collins no quiso correr riesgos. En lugar de ello, el capataz de los Mets le dio la bola al cerrador dominicano Jeurys Familia, quien ponchó a Stanton en ruta a un salvamento de cinco outs.

Familia no volvió a lanzar hasta el jueves, en el triunfo de Nueva York por 6-2 sobre los D-backs. Cuando Paul Goldschmidt de Arizona - uno de pocos bateadores de Grandes Ligas cuyo poder se puede comparar con el de Stanton - entró a la caja de bateo con un out en el octavo inning, Collins volvió a pedirle cinco outs a su cerrador. Familia ponchó al mejor bateador del equipo contrario, esta vez con una recta de 98 millas por hora.

"Como siempre digo, no importa quién esté bateando", dijo Familia. "Simplemente salgo a tratar de hacer mi trabajo".

Aunque Familia ha lanzado en apenas tres de los últimos nueve juegos de los Mets, ha conseguido al menos cinco outs en cada una de esas presentaciones. No siempre le ha sido fácil - el jueves, otorgó un boleto, cedió un hit y tiró tres pitcheos salvajes - pero sin duda ha tenido éxito.

Por lo tanto, los Mets le seguirán pidiendo más de tres outs a Familia, indicó Collins, siempre y cuando las situaciones dicten que sea lo mejor para el equipo.

"Dijimos, 'Necesitamos el juego'", expresó Collins después del partido del jueves. "Cuando tenemos a quien considero uno de los mejores en la liga ahí, no voy a permitir que Goldschmidt le batee a nadie más que a [Familia]. Entonces, si empiezas con él, de paso terminas con él. Mañana nos preocupamos por el día de mañana".