Guerrero ha progresado a pasos agigantados en los Dodgers

Guerrero ha progresado a pasos agigantados en los Dodgers

DENVER - Alexander Guerrero les ha hecho lo mismo a los críticos que le dieron la etiqueta de "error de US$28 millones" que le hizo a una recta del venezolano Rafael Betancourt el martes.

Hacerlos desaparecer.

El cubano Guerrero y los Dodgers estaban a un strike de ser barridos en un doble-juego por los sotaneros Rockies cuando el novato conectó jonrón con bases llenas para borrar una desventaja de tres carreras y darle la victoria a Los Angeles.

"(Una cosa) desde su primer día (es que) sabía batear", dijo acerca de Guerrero el manager de los Dodgers, Don Mattingly.

Guerrero no fue titular en ese segundo partido de la doble-cartelera, pero durante los dos innings antes de entrar al juego, el cubano hizo lo que siempre hace durante los encuentros que no inicia: trabajar en la caja de bateo con el coach de bateo asistente de los Dodgers, John Valentin. Para Valentin, el joven de 26 años es un novato sólo en nombre, luego de jugar siete temporadas en la Serie Nacional Cuba.

Por eso, según Valentin, es que Guerrero se ha visto tan adepto a la hora de rendir en momentos apremiantes. Seis de sus 10 jonrones han sido del séptimo inning en adelante. Y tres han sido como bateador emergente.

"En Cuba juegan partidos importantes y de alta calidad todo el tiempo", dijo Valentin. "Él no se siente como novato. Cree que puede jugar aquí todos los días. No es como (el novato) Joc (Pederson), quien aprende algo todos los días. Tiene más experiencia y eso se nota".

Los elogios por el trabajo de Guerrero son algo bien diferente a la situación del año pasado, cuando el cubano no pudo hacer la transición del campo corto a la segunda base. Su primera temporada en los Estados Unidos se entorpeció aun más cuando el dominicano Miguel Olivo le quitó parte de la oreja izquierda con una mordida durante una pelea en liga menor.

Un año después de todo eso, los Dodgers han cambiado al dominicano Juan Uribe, en parte por el valor de Guerrero jugando en la tercera almohadilla y en el jardín izquierdo.

Del lado ofensivo, Guerrero afirma que Valentin le ayuda a simplificar el plan contra lanzadores que no conoce con scouting reports sencillos y sugerencias sobre qué buscar de cada uno.

Para Valentin, el cuadrangular de Guerrero del martes fue un ejemplo de la habilidad del cubano de hacer los ajustes. Al principio de la temporada, la mayoría de los jonrones del joven fueron ante pitcheos adentro que pudo halar. El martes en Colorado, el pitcheo que sacó de cuadrangular fue una recta bajita que no estuvo lo suficientemente afuera.

"Le van a lanzar afuera ahora y él sabe que va a tener que batear por ese lado", dijo Valentin. "Eso es lo que hizo (el martes)".

El bambinazo de Guerrero fue el primer Grand Slam de un Dodger con dos outs en el noveno o más adelante desde que lo hizo Nomar Garciaparra en el 2006 contra los Diaondbacks.