Teherán decidido a recuperar su nivel en Bravos

Teherán decidido a recuperar su nivel en Bravos

LOS ÁNGELES, California - Es posible que Julio Teherán nunca llegue a demostrar que es un legítimo as tal como lo enseñó en las pasadas dos temporadas.

Pero ahora, el lanzador colombiano de los Bravos está empeñado en recuperar su forma y pregonar al mundo que no es el pitcher que ha sido en los dos primeros meses de esta contienda.

Después de recuperar un poco de optimismo en algunas salidas fructíferas este mes, Teherán fue humillado la noche del martes al caer por 8-0 en el Dodger Stadium. En esa oportunidad el diestro permitió ocho carreras y 10 hits y apenas ponchó a uno en cuatro innings y un tercio.

"Nunca he pasado por este tipo de situaciones", lamentó el oriundo de Cartagena, en la costa Caribe de Colombia. "Pero estoy aprendiendo de esto y tratando de hacer las cosas mejor. Trabajaré duro y espero volver al lugar donde estaba hace dos años", agregó.

Desde luego, Teherán no es ni la sombra de aquél lanzador que recopiló efectividad de 3.03 en 63 aperturas en 2013 y 2014. En sus primeras 10 salidas esta temporada, arrastra un 4.91 en promedio de carreras limpias permitidas y la oposición le batea para .303.

"Todo se reduce a la ejecución de los lanzamientos", comentó el mánager de los Bravos, el cubano Fredi González. "Los envíos que está utilizando contra bateadores zurdos se están quedando en el centro del plato. No ha perdido la zona de strike, pero tenemos que trabajar en eso".

Teherán ha tolerado 10 hits o más en sólo siete de sus 77 aperturas de su carrera. Desafortunadamente, la noche del martes fue la tercera vez que le sucede en las pasadas seis salidas. El único ponche logrado, es la cantidad más baja de su carrera. Tuvo dos en sus previas 73 aperturas y esto se remonta desde que Teherán se convirtió en lanzador abridor de tiempo completo en la rotación de Atlanta en 2013.

La temporada pasada, los zurdos le batearon para .239 y .292 en porcentaje de embasarse. Este año, los bateadores que ocupan el lado izquierdo del plato tienen promedio en su contra de .371 y acumulan .456 en bases alcanzadas.

"Cada vez que tengo una mala salida, se reduce a un mal inning", sostuvo Teherán.

Pero eso no es necesariamente una realidad, pues Teherán ha sido castigado con más de tres carreras en solamente una entrada de sus previos 50 innings dos tercios, antes de enfrentarse a los Dodgers. En esa fatídica noche del martes, se enfrentó al mínimo de bateadores en las primeras tres entradas y luego permitió que siete bateadores seguidos lograran embasarse en el cuarto inning del cual sólo logró sacar un out antes de tolerar seis carreras.

Howie Kendrick, Andre Ethier y A.J. Ellis le descargaron sendos dobles en ese cuarto episodio, extrabases que le agregaron más preocupaciones a Teherán de las que ha experimentado en esta campaña.

Antes de esa desastrosa anoche, pese a que en cuatro de sus tres aperturas anteriores había recibido una carrera o menos, Teherán no ha lucido confiado ni confortable y seguro, tal como lo fue en los dos años pasados.

Pese a que ya es un pitcher establecido a sus 24 años de edad, espera y considera que su reciente descalabro sea producto de una secuela de dolores en la ingle que le aquejaron en el pasado.

"El tiempo de servicio, supera a la edad, sobre todo en esta época cuando estos chicos llegan rápido a las Grandes Ligas", comentó el jardinero izquierdo de los Bravos, Jonny Gomes. "Nunca he lanzado un día en esta liga y sé que no lo voy a hacer. Pero estoy seguro que él es uno de los lanzadores con mayor rango en la Liga Nacional y por alguna razón es abridor de un partido inaugural", puntualizó Gomes.