Gordon y Wong disputarían la 2B titular de la L.N.

Gordon y Wong disputarían la 2B titular de la L.N.

Ser hijo del ex pitcher de Grandes Ligas Tom Gordon no le ha abierto puertas a Dee Gordon. Más bien, el veloz intermedista de Miami se ha pasado su carrera profesional probándose en cada nivel, jugando bien hasta recibir una oportunidad.

Su esfuerzo ha rendido dividendos.

Gordon, quien fue canjeado de los Dodgers a los Marlins durante el receso de temporada, se perfila como candidato para el rol de intermedista titular por la Liga Nacional en el Juego de Estrellas.

Al parecer, la decisión podría estar entre la velocidad de Gordon y el poder que ha demostrado el segunda base de los Cardenales, Kolten Wong.

Gordon y Wong juegan la misma posición, pero con estilos muy distintos.

Luego de ser seleccionado en la 22da ronda del draft amateur del 2011, Wong conectó 12 jonrones en su año de novato del 2014 y ha dado señales de que su poder van en ascenso. Wong llegó al viernes con promedio de .309, cinco cuadrangulares y 22 carreras producidas. Ha anotado 23 veces y ha negociado 11 boletos.

Wong también continúa llamando la atención con su defensa. Con ello, ha logrado que la gente hable de sus aptitudes en general- un cambio positivo tratándose de un jugador a quien se le conocía por ser sorprendido en la primera base para ponerle fin al Juego 4 de la Serie Mundial del 2013 ante Boston.

Luego de fungir como campocorto durante casi toda su carrera, Gordon vio acción en algunos juegos en la segunda base hace un par de años y en el 2014 se convirtió en intermedista tiempo completo. Se ha adaptado rápido a la posición y se ha convertido en un jugador defensivo sólido, gracias en gran parte a su velocidad.

Gordon, seleccionado por los Dodgers en la cuarta ronda del draft amateur del 2008, encabeza las Grandes Ligas con promedio de .386. Terminó la temporada del 2014 en el primer lugar en la Liga Nacional con 64 bases robadas por Los Angeles y este año se ha mantenido agresivo en las bases, ya que suma 12 estafadas en 19 oportunidades.

Gordon se ha acoplado perfectamente al rol de primer bate en los Marlins esta temporada y está obligando a todos a reconocer sus talentos, algo que no siempre le ha sido fácil.

Gordon estaba en su séptima campaña como pelotero profesional cuando por fin se estableció como ligamayorista. Pasó sus últimas tres temporadas de liga menor en Triple-A, pero nunca se dio por vencido.

En verdad, Gordon jamás les ha huido a los retos que le ha presentado el vida. Nació prematuro por dos meses, con un peso de cuatro libras y dos onzas. Cuando tenía apenas seis años de edad, su madre fue asesinada por un ex novio. Dichas experiencias han hecho a Gordon fuerte y más decidido a demostrar de lo que es capaz.