Prospectos internacionales de MLB se lucen en Panamá

Prospectos internacionales de MLB se lucen en Panamá

CIUDAD DE PANAMÁ - El Estadio Rod Carew, el parque de béisbol más famoso de Panamá, está ubicado en el Cerro Patacón, un área montañosa en las afueras de la capital. Desde que se inauguró en 1999, el estadio ha recibido a los mejores jugadores del país istmeño.

La tradición continuó el martes y el miércoles, cuando por primera vez MLB y el sindicato de jugadores realizaron una exposición para prospectos internacionales que podrán firmar contratos profesionales durante el período de fichajes.

En el primer día del evento, en el que participan 45 prospectos de Colombia, Curazao, Nicaragua y Panamá que tienen 17 y 18 años de edad, hubo carreras de 60 yardas, entrenamientos en los jardines y el cuadro interior y prácticas de bateo frente a escuchas de los 30 equipos de Grandes Ligas. Los prospectos también midieron fuerzas en un juego amistoso, pero competitivo.

"Panamá es un lugar en el que siempre hemos estado interesados y que ha producido grandes peloteros a través de los años", dijo Joel Araujo, director de desarrollo de Latinoamérica de MLB. "Consideramos que es una oportunidad para que se observe a estos muchachos que tienen un poco más de edad y que quizás ameriten otro vistazo de una forma y en un lugar que les convenga a los scouts."

Se puede decir que la historia del béisbol en Panamá empezó con la construcción del Ferrocarril del Istmo de Panamá en la década de los 1850 y la del Canal de Panamá a principios del siglo 20. El comercio y algo de tiempo libre unieron a los panameños con los estadounidenses en el terreno de béisbol.

En un coche de ferrocarril en la Zona del Canal de Panamá nació Rod Carew, quien fue convocado a 18 Juegos de Estrellas y ganó siete títulos de bateo. Ahora mismo es el único panameño en el Salón de la Fama en Cooperstown, al cual fue exaltado en 1991. Carew nació en 1945, el mismo año en que se creó la liga profesional de béisbol de Panamá. El campeón ganó la Serie del Caribe de 1950, pero la liga desapareció 19 años después. Los esfuerzos por devolver la liga a su gloria de antaño han fracasado.

No obstante, las ligas juveniles en Panamá han prosperado y jugadores jóvenes han representado continuamente al país en torneos nacionales e internacionales. Incluso, un equipo de Panamá ha participado en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas en Pennsylvania cinco veces.

El joven receptor panameño Miguel Amaya se encuentra en el 23er lugar en la lista de los mejores prospectos internacionales de MLB.com y se espera que firme un contrato lucrativo en julio. Amaya ha representado a Panamá en torneos internacionales cinco veces y no es el único joven talentoso en el país.

"Espero que muchos jugadores de mi país firmen con equipos de Grandes Ligas lo más pronto posible", dijo Amaya. "Ese es el sueño de todos los que están aquí. No importa si firmas cuando tengas 16 años o cuando tengas 17 o más. Lo importante es tener la oportunidad de hacerlo".

En total, 55 panameños han visto acción en Grandes Ligas. En dicha lista se encuentran el futuro Salón de la Fama Mariano Rivera, el líder en rescates de por vida, y el abridor Bruce Chen, quien anunció su retiro como jugador activo el lunes. Tanto Chen como Rivera terminaron sus carreras con 82 victorias, el mayor total de un pitcher panameño.

Varios jugadores panameños de liga menor están avanzando en las fincas de MLB ahora mismo, mientras que otros ya están impactando juegos de Grandes Ligas. El lunes, Enrique Burgos de los D-backs, oriundo de la Ciudad de Panamá, se apuntó su primer rescate como ligamayorista en extrainnings ante los Marlins. El día anterior, su compañero de equipo Randall Delgado, quien al igual que Amaya es oriundo de la provincia de Los Santos, tiró 1.2 inning por Arizona. Ramiro Mendoza, quien lanzó por los Yankees y los Medias Rojas en 10 temporadas como ligamayorista, también es de Los Santos.

"Hemos visto a jugadores panameños de calidad causar un gran impacto en el béisbol y es por eso que MLB se está interesando por nosotros", dijo Olmedo Sáenz, ex infielder de Grandes Ligas. Sáenz vive en su pueblo natal de Chitre, a 3 ½ horas de la Ciudad de Panamá, pero hizo el viaje en automóvil para presenciar la exhibición. "Es maravilloso ver a estos jugadores jóvenes tener la oportunidad de quizás un día firmar un contrato de Grandes Ligas. Tenemos talento y me gustaría que MLB estuviera presente aquí todos los días del año".

El país seguramente estará pendiente del panameño Severino González, de 22 años, quien está programado para abrir por los Filis ante los Rockies en Colorado el miércoles. Una vez más, colaborará con su compatriota, el receptor Carlos Ruiz, de 36 años de edad. El dúo hizo historia en abril al convertirse en la primera batería panameña en la historia de Grandes Ligas.

El miércoles, los 45 prospectos participando en la exposición en el Rod Carew tenían programados dos juegos. Amaya, quien ha sido vinculado a los Cachorros en los rumores, no estaba elegible para tomar parte en la exposición, pero hizo el viaje de cuatro horas desde su pueblo natal junto con su padre, Maximiliano Amaya, para ver a otros jugadores en acción.

Los Amaya tienen previsto firmar un contrato profesional con un club de Grandes Ligas el 2 de julio, el primer día del período de fichajes internacionales, frente a un grupo de amigos y familiares en el estadio Los Amigos, donde Miguel disputó su primer partido de pequeñas ligas.

Los Santos, ya conocido en todo Latinoamérica por sus tradiciones coloniales y herencia cultural, podría llegar a ser famoso por producir ligamayoristas.

"En los Santos tenemos buenas playas, pero también muchas iglesias , edificios viejos y una rica historia de independencia", dijo Maximiliano. "¿Han visto esa bellas 'polleras', los vestidos tradiciones de Panamá? Esas se producen en Los Santos y con ellas ganamos competencias internacionales todos los años. Pero eso no es lo único que hacemos en Los Santos".