El debate del Juego de Estrellas: ¿Se llevará Cruz sin problemas el puesto de bateador designado?

El debate del Juego de Estrellas: ¿Se llevará Cruz sin problemas el puesto de bateador designado?

Estaremos presentándoles debates diarios en torno al Juego de Estrellas hasta la conclusión de las votaciones el 2 de julio. De forma frecuente, estaremos comparando a un pelotero con otro y tendremos a uno de nuestros escritores presentando sus argumento por uno de ellos. Pero eso no significa que no hayan otros buenos candidatos en dicha posición. De hecho, tus comentarios pueden iniciar un nuevo debate para nosotros. Así que… ¡Déjanos saber qué piensas!

No importa que Nelson Cruz esté en el jardín derecho o cumpliendo su rol como bateador designado de los Marineros. Una cosa nunca cambia: Cruz puede batear. Y lo hace con poder.

El toletero conectó par de jonrones en la noche del sábado, llegando a 13 en sus primeros 24 encuentros de la presente temporada, igualando el tercer mejor total en tal cantidad de partidos en la historia de las Grandes Ligas. Cruz se encuentra a un vuelacercas detrás de Albert Pujols, quien soltó 14 bambinazos con los Cardenales en 2006, y Alex Rodríguez, quien lo alcanzó vistiendo los colores de los Yankees un año después.

Otros cinco peloteros han sonado 13 cuadrangulares en sus primeros 24 juegos - Cy Williams de los Filis en 1923, Willie Mays con los Gigantes en 1964, Mike Schmidt con Filadelfia en 1976, Ken Griffey Jr. con los Marineros en su temporada de 1997, la cual le hizo merecedor del Premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, y Luis González con los Diamondbacks en el 2001. Cruz encabezó la Gran Carpa con 40 jonrones el año pasado, pero eso fue con Baltimore, equipo que juega sus encuentros como local en Camden Yards. Cuando los Marineros lo firmaron en la temporada muerta como agente libre para contar con más producción de carreras por parte de bateadores diestros, los cínicos cuestionaron si podía igualar sus números en el Safeco Field como su nuevo hogar.

Hasta ahora, todo marcha a todo motor.

Tan bien, de hecho, que Cruz podría sacar de la carrera al cubano Kendrys Morales de los Reales y a Billy Butler de Oakland por el puesto de bateador designado por la Liga Americana en el Juego de Estrellas, que se realizará en el paraíso de bateadores del Great American Ball Park de Cincinnati el 14 de julio.

Cruz ha aportado mucho más que poder. Aparte de sus 13 jonrones, Cruz comanda la Liga Americana con 25 empujadas y batea para .347, mejor promedio entre los candidatos a bateador designado.

La carrera de Morales entró en pausa hace un año, cuando los equipos no se mostraban muy dispuestos a contratarlo como agente libre hasta después del draft amatuer, porque hubiesen perdido una de sus selecciones. Esto obligó a Morales a esperar hasta después del draft amateur para que los Mellizos lo firmasen.

Morales, quien terminó la temporada con Seattle, equipo con el cual había jugado en 2013, nunca despegó ofensivamente. Sin embargo, ha mejorado su producción, no solamente llenando el vacío creado por Butler al dejar a los Reales y mudarse a Oakland como agente libre, sino dándoles una verdadera amenaza como bateador derecho en la parte gruesa del lineup.

Morales ha sido empleado principalmente como designado y esto no ha afectado su producción. Morales tiene apenas tres jonrones, pero está bateando .313 -- el mejor promedio entre los peloteros con al menos 60 turnos como designado. Ha empujado 20 carreras, la mejor cifra entre los jugadores de su posición.

Por su parte, Butler ha encajado bien en Oakland, bateando .275 como designado (se fue de 5-0 en una oportunidad como titular en la primera base), con 12 impulsadas, tercero entre los designados luego de Morales y Rodríguez, quien tiene 14 empujadas como designado con los Yankees.

Rodríguez, quien cumplirá 40 años de edad el 27 de julio, ha vuelto al lineup de los Yankees y le ha brindado al equipo productividad luego de su suspensión del año pasado. Ha jugado como designado en 18 de sus 24 compromisos, y lleva un promedio de .274 con seis jonrones en 74 turnos en dicho puesto, comparado con un total de 12-1 con su único partido en la inicial, dos en la tercera y uno como emergente.

¿Meritorio? Sí.

Pero ninguno de los números de Morales, Butler ni Rodríguez se acercan a la producción de Cruz en Seattle. Pudo haber jugado más al jardín derecho que servir como bateador designado, pero él podrá dejar su guante en casa cuando viaje a Cincinnati a mediados de julio.