El debate del Juego de Estrellas: ¿Bryant o Carpenter en la antesala?

El debate del Juego de Estrellas: ¿Bryant o Carpenter en la antesala?

Estaremos presentándoles debates diarios en torno al Juego de Estrellas hasta la conclusión de las votaciones el 2 de julio. De forma frecuente, estaremos comparando a un pelotero con otro y tendremos a uno de nuestros escritores presentando sus argumento por uno de ellos. Pero eso no significa que no hayan otros buenos candidatos en dicha posición. De hecho, tus comentarios pueden iniciar un nuevo debate para nosotros. Así que… ¡Déjanos saber qué piensas!

Ya ha empezado a batear cañonazos: entonces Kris Bryant está encendido.

Bryant ha llegado a la Liga Nacional con la misma expectativa que causó en su momento Bryce Harper, quien fuera su compañero en Pequeñas Ligas en Las Vegas. Sin embargo, luego de tres años en la Universidad de San Diego y temporada y media en el sistema de desarrollo de los Cachorros, Bryant parece estar mejor preparado que Harper en 2012, cuando fue suplente del equipo de la Liga Nacional en el Juego de Estrellas celebrado en Kansas City.

Bryant, el segundo seleccionado en el draft amateur del 2013, es parte de la impresionante transformación de los Cachorros bajo las riendas del manager Joe Maddon y se apresta a formar parte de la narrativa dominante en el Viejo Circuito en los años por venir. Es un buen atleta que puede correr las bases con fuerza, tiene la versatilidad para jugar los jardines (incluso la pradera central), conoce la zona de strike como los mejores y puede disparar la pelota lejos como lo hizo Barry Bonds. Los escuchas estiman que podrá batear más de 30 cuadrangulares, sin despeinarse.

¿Muy impresionante, verdad? Ahora, habiendo dicho esto, Bryant aún no es el mejor tercera base de su división y mucho menos en en el Viejo Circuito.

Si bien Nolan Arenado de los Rockies también merece consideración, la pregunta de quién debería ser el antesalista titular del Juego de Estrellas por la Liga Nacional: ¿Matt Carpenter de los Cardenales, o Bryant? Este debate podría desatarse durante años y se definirá por los millones de votantes en Internet que harán escuchar su voz… por medio de sus teclados.

Por el momento, Carpenter se lleva el laurel por su sólido juego, año tras año, ha jugado un gran papel en mantener a los Cardenales en la postemporada en la era post-Albert Pujols. Se espera su embasado consistente con una defensa que ha servido de gran apoyo a los pitchers de San Luis. Ha hecho ambas cosas en el 2015.

Al contrario de Bryant, Carpenter no fue una de las mayores atracciones en el draft amateur. Jugó su último año universitario en la Universidad Texas Christian, con una actuación ligeramente superior en esa campaña para ser elegido en la 13ra ronda del Draft 2009. Desarrolló una ética de trabajo en ese proceso que le ha servido hasta el día de hoy. El manager de los Cardenales, Mike Matheny, en ocasiones se preocupa que pase demasiado tiempo en la jaula de bateo, o tomando roletazos o estudiando videos.

"No deja pasar un día por sentado", dijo Matheny.

Y se nota. Carpenter terminó el mes de abril bateando para .378 con un porcentaje de embasado de .446 y un impresionante OPS de 1.101. Probablemente estas no sean cifras sostenibles en el tiempo. Pero sus tres cuadrangulares en 90 turnos en abril sugieren que podría terminar con cifras entre 15 y 20 bambinazos para la causa de Matheny este año, lo cual sería una gran ayuda en un lineup hambriento de poder. Al igual que Bryant, negociará muchos boletos. Carpenter seguramente se ponchará menos.

Con toda certeza, no hay forma de equivocarse al elegir uno u otro. Así son ambos de buenos. Pero Carpenter se ha ganado el derecho a la corona. Pero tendrá que luchar para conservarla.