Pineda surge como un nuevo as en los Yankees

Pineda surge como un nuevo as en los Yankees

NUEVA YORK - En algún momento del cuarto inning el domingo, Michael Pineda sabía que podía estar en medio de algo especial.

Su total de ponches subía, con dos en la primera entrada, tres en la segunda, dos en la tercera y dos más en la cuarta.

"Son muchos ponches", dijo más tarde el dominicano. "Pensé, Esto va a ser bueno'".

Lo fue de verdad.

Los 16 abanicados en 7.0 episodios de una victoria de los Yankees sobre los Orioles representaron la mayor cantidad en la historia de un derecho del equipo de Nueva York. Pineda estuvo a dos del récord de todos los tiempos para los Bombarderos, en manos de Ron Guidry. Además, los 16 de Pineda igualaron la mayor cantidad en Grandes Ligas para una salida de 7.0 entradas.

"Su material estuvo eléctrico", dijo el receptor de los Yankees, Brian McCann. "Casi cada vez que toma la bola, lo es".

Los Yankees saben eso desde que hicieron el cambio con los Marineros para adquirir a Pineda en enero del 2012. Pineda siempre ha contado con un buen material, pero las lesiones y la falta de consistencia han estropeado su progreso-hasta este año.

La victoria del domingo mejoró la marca de Pineda en el 2015 a 5-0. Su efectividad de 2.72 y su proporción de 54 ponches y tres bases por bolas sugieren que el quisqueyano ha asumido el rol de as en los Yankees, equipo en el que CC Sabathia pasa por problemas y Masahiro Tanaka está lesionado.

Es más, todo luce indicar que Pineda va mejorando, con efectividad de 1.27 en sus últimas cuatro salidas. En dicho trecho, el dominicano ha dado una sola base por bolas y ha ponchado a 34 bateadores en 28.1 capítulos. Su salida del domingo, en la que no dio transferencias y permitió sólo seis hits, fue su mejor hasta ahora.

"Esa fue tan buena como cualquier que hemos visto", dijo el manager de los Yankees, Joe Girardi, sobre la apertura de Pineda del domingo. "Dios, estuvo bien bueno".

Pineda pensó que el domingo sería un buen día. Estaba contento de lanzar en el Día de las Madres (en los EE.UU.) y más emocionado aun de subirse al montículo con una tempertatura de 78 grados Fahrenheit.

"Sí, me siento bien (en altas temperaturas)", dijo Pineda con una sonrisa. "Me crié en Dominicana".

Con temperaturas más altas, ha vuelto a lo normal la velocidad de Pineda. Según brooksbaseball.net, su recta de cuatro costuras el domingo promedió 93 millas por hora y llegó a 95. Es decir, hubo más velocidad que al principio de la campaña.

Pineda logró ocho de sus ponches vs. Baltimore con rectas, mientras que los otros ocho fueron con un venenoso slider. También usó más su cambio de velocidad, pitcheo que se ha convertido en un arma más importante para el diestro.

"Cuando puedes tirar cada uno de esos tres pitcheos para strike, eso te permite atacar la debilidad de un bateador y seguir impredecible", dijo McCann.

Girardi sacó del juego a Pineda luego de 7.0 innings debido a que el dominicano ya llevaba 111 lanzamientos, la mayor cantidad en su carrera.

"Cuando terminé el séptimo, ya sabía que había hecho muchos pitcheos", dijo Pineda. "Me encanta pitchar, pero no tengo control de eso. Es la decisión del manager".

Después de todo el tiempo rehabilitándose de las lesiones que le costaron dos temporadas y parte del año pasado, Pineda prefiere enfocarse en todo lo que le va bien ahora.

"Estoy tirando la bola bastante bien", dijo. "Quiero seguir así, haciendo un buen trabajo".