Herrera contento de aportar como pueda en Mets

Herrera contento de aportar como pueda en Mets

NUEVA YORK - Los Mets estaban esperando para que Dilson Herrera aportara de alguna manera, y el colombiano lo hizo en grande durante la victoria de Nueva York por 5-1 sobre Baltimore la noche del miércoles.

Herrera se fue de 3-3 con un cuadrangular y tres carreras remolcadas en su mejor desempeño desde que fue subido de Triple-A Las Vegas el viernes pasado. Fue una noche para que el cartagenero de 21 años de edad desplegara su talento. Había bateado.370 en Las Vegas pero había conectado solamente un hit en 13 turnos al bate con los Mets en esta campaña.

"Tiene que ver con tratar de sentirse cómodo, acostumbrarse a estar de vuelta en Grandes Ligas y no tratar de hacer más de la cuenta", declaró el manager de los Mets, Terry Collins. "Su swing es lo suficientemente bueno. Se las arregló para hacer más, no sólo hacer swing con todo".

Los Mets incorporaron a Herrera para que aportara su gran condición física a la parte media del cuadro hasta el regreso de David Wright permita que Daniel Murphy vuelva a jugar en la intermedia. Eso podría suceder tan pronto como la próxima semana, pero también podría tardarse debido a la impredecible naturaleza de las lesiones en la corva.

Herrera supo manejarse bien con el guante previo a la noche del miércoles, pero se topó con varios obstáculos en la caja de bateo. En su debut esta temporada, el colombiano enfrentó al as de los Nacionales, Max Scherzer, y luego a Gio González y Doug Fister. Apenas pudo conectar un sencillo dentro del cuadro en la serie frente a Washington y se ponchó cuatro veces.

Collins vio a un joven pelotero que trató de hacer más de la cuenta en el plato.

"Sólo se trata de hacer buenos swings y darle a la bola con la parte más gruesa del bate. Vimos que tiene el poder para hacer daño", señaló Collins. "Vimos que los imparables por el centro del cuadro funcionan bastante bien".

Herrera demostró justo eso tras conectar un hit productor que partió el diamante en dos en la segunda entrada y luego con otro indiscutible hacia el jardín central en la cuarta. Le siguió con un jonrón de dos carreras en la sexta a una recta adentro del relevista Brad Brach.

"Sé que habrá altibajos", reconoció Herrera. "Pero poder contribuir (el miércoles) me tiene bien contento".

Los tres imparables y tres carreras producidas igualaron marcas personales para Herrera, quien bateó para .220 durante un trecho de 18 juegos con el equipo grande en la recta final de la campaña pasada. El colombiano se une a Gregg Jefferies como los únicos intermedistas en la historia de la franquicia de los Mets en conectar cuatro cuadrangulares en sus primeros 23 encuentros.

"Conecté la bola con más autoridad", dijo Herrera. "Haber jugado aquí el año pasado me ayudó a mejorar y a sentirme más cómodo".