Los Nacionales buscan un buen impulso ahora

Los Nacionales buscan un buen impulso ahora

WASHINGTON - Tropezones y caos fueron los términos del mánager de los Nacionales, Matt Williams, para calificar lo que ha salido mal para su equipo en esta temporada. Una interminable racha de mala suerte que ha afectado al equipo que muchos esperaban se apoderara sin problemas de la División Este de la Liga Nacional.

El guardabosque izquierdo Jayson Werth se ha perdido 10 juegos debido a molestias en un hombro operado. El jardinero central Denard Span se perdió las primeras dos semanas de la temporada debido a una operación en el abdomen. El antesalista Anthony Rendón no ha visto acción este año al recuperearse de un esguince en la rodilla izquierda.

Dichos obstáculos fueron más evidentes cuando el derecho Stephen Strasburg abandonó su presentación del martes con irritación en el hombro.

Nada de esto pareció importar en la victoria de los capitalinos 7-5 sobre los Marlins el miércoles. No importó porque el jardinero Bryce Harper, cumpliendo el papel para el que se ha preparado desde que Washington lo eligió primero en el draft amateur del 2010, pegó tres jonrones y empujó cinco carreras. Cada vuelacercas fue más impresionante que el anterior, con el último llegando al segundo piso del estadio.

Se supone que el guardabosque es el que se eche el equipo al hombro. El despliegue de poder generó la posibilidad de que esté a punto de encenderse, con una clase de racha que cargue con el equipo por varios días o hasta semanas.

Esas pueden ser buenas noticias para un equipo que ahora ha ganado siete de sus últimos nueve compromisos--todos contra rivales divisionales--para acercarse a los .500 con foja de 14-15.

La mejor noticia es que Harper ha dado señales de que sigue madurando. Harper apenas tiene 22 años de edad. En ocasiones es fácil olvidarse de eso. Es uno de solamente 12 jugadores en conectar 55 cuadrangulares antes de su temporada con 22 años de edad. En el último juego de la serie de los Nacionales contra los Marlins, Harper se convirtió en el jugador más joven en volarse la cerca tres veces en un partido desde que Joe Lahoud lo logró por los Medias Rojas ante Minnesota el 11 de junio de 1969.

Antes de esta temporada, Harper dijo que quería asumir un mayor rol de liderazgo.

"La mejor manera en que te conviertes en un líder es haciendo cosas como las que hizo en un partido", expresó Williams. "Estar listo para jugar cada día. Volarte la cerca no te hace un líder, sino la manera en que trabajas antes de hacerlo.

"La manera en que ha liderado a este equipo es negociando pasaportes. Le está brindando oportunidades a cualquiera que batee detrás de él. Todas esas son cualidades de un verdadero líder. Sin tener que abrir la boca. Eso es lo que debe tener un líder".

Nadie pide más de Harper que el mismo jardinero.

"Esa es la clase de actuación que siempre espero tener, pegando jonrones o dobles. Eso es lo que debo hacer y ésas son las expectativas que tengo.

"Claro que no lo haré todos los días. Pero es la clase de jugador que debo ser".

Lo que impresionó más que sus tres vuelacercas fue su cuarto turno cuando demostró la clase de bateador en que se ha convertido. Había corredores en primera y tercera sin outs en el séptimo episodio. Naturalmente, estaba pensando sacudir su cuarto jonrón. Pero tomó lo que le dieron y le pegó a la pelota hacia el lado derecho del cuadro para impulsar su quinta carrera del partido.

Eso continuó un patrón. Harper encabeza las Grandes Ligas con 26 boletos negociados. Eso ha sido el resultado de tener la suficiente disciplina de darle swing al lanzamiento que quiere y no rendirse.

"Pienso que cuando consigues una base por bolas, eres mejor bateador", manifestó el toletero. "Significa que estás viendo bien la bola. Estás entrando profundo en conteos que hacen que el lanzador piense más de la cuenta".

Harper se está convirtiendo en la clase de bateador que por sí sólo puede ayudar a un equipo a superar los baches que siempre surgen en una temporada. Los tres jonrones fueron emocionantes. Lo que pueden significar en el transcurso del año será más importante.

"Tenemos una gran alineación, aunque nos faltan algunos muchachos", señaló Harper. "Cuando regresen, será algo absurdo".

En otras palabras, cuando regresen los otros, sería hora de que los otros equipos pasen por tropezones y caos.