El hombre que trabaja más duro en el béisbol

El hombre que trabaja más duro en el béisbol

Amaury Pi-González sonríe cuando se acuerda del ex-dueño de los Atléticos de Oakland Charlie Finely, y cuando a finales de 1975 le dio permiso de transmitir los partidos en "Mexicano."

"Yo soy Cubano," dijo Pi-González. "Y hablo español, así que nada más me reí, pues estaba contento de que me dieran el trabajo.

Estos días trabajar y viajar son las únicas actividades a las que les dedica su tiempo.Como la voz en español para los Gigantes de San Francisco y los Marineros de Seattle, Pi-González no tiene otra opción. Literalmente en las últimas tres temporadas él ha estado trabajando tiempo completo.

"Estoy haciendo los trabajos para sobrevivir y más que nada por necesidad," agregó Pi-González, 60. "Yo quisiera estar sólo con un equipo, pero me siento muy afortunado de estar haciendo lo que hago y quiero seguir. Yo no he corrido con la suerte de otros de poder quedarme con un equipo toda la vida."

Pi-González, quien vive en el área de la Bahía en San Francisco, transmite aproximadamente 50 partidos de los Gigantes, la mayoría los fines de semana y casi todos los partidos de casa de los Marineros como parte de el grupo de radio de Roger Nelson KXOY. Pi-González admite que viajar causa cansancio y es difícil establecer un ritmo dentro y afuera del palco de transmisión. Pero su lealtad al área de la Bahía y la emoción de ser parte de la comunidad Hispana en Seattle lo mantienen motivado.

"El no ha hecho nada más que demostrarnos que es el candidato perfecto para este puesto", dijo Randy Adamack, el vice presidente de comunicaciones de los Marineros. "Es un hombre muy ocupado y todo parece funcionar bien. Él ha transmitido varios partidos y con el tiempo ha llegado a conocer a nuestro equipo, jugadores y nuestra situación."

Y cuando tiene un poco de tiempo, Pi-González hace algunas apariciones especiales con Telemundo. Tito Fuentes es el suplente en San Francisco cuando Pi-González no está disponible.

"El vuelo es sólo de un hora y media, pero tengo dos computadoras portátiles porque tengo que mantenerme al tanto de los dos equipos y sus contrincantes," dijo Pi-González. "Es como tener dos esposas. Ya estoy acostumbrado, es divertido, pero a la vez es un reto. Me gustaría tener la oportunidad de hacerlo de una forma mas normal, eso seria ideal."

Nacido en Cuba, Pi-González creció jugando béisbol y escuchando a los locutores cubanos como Felo Ramírez, locutor del salón de la fama quien hoy es la voz de los Marlins de Florida. Pi-González dice admirar tanto a Ramírez que cuando era pequeño, el se sentaba en el portal de su casa e imitaba a su ídolo, narrando un partido con un palo de escoba imaginándose estar en un partido.

Varios años después, Ramírez y Pi-González transmitirían la serie de campeonato de la liga nacional en 1998. Un evento que para Pi-González fue un sueño hecho realidad.

"El era como un Dios para la gente", dijo "Él es lo que Vin Scully es para los Dodgers ó lo que Jaime Jarrin es para los Dodgers. Para mí él es como familia. Cuando yo lo veo, yo veo a alguien quien está contento de estar en los Estados Unidos."

Antes de arribar a Miami en 1961, Pi-González estudió Periodismo y luego se mudó a Nueva York para trabajar como reportero de deportes del periódico local en español. En 1969, él se mudó a la costa oeste y para los años 1970 él estaba trabajando como locutor de radio cubriendo a los Atléticos de Oakland. A mediados de los 70, le escribió una carta a Finley para poder transmitir los partidos, después le llegó el permiso de transmitir los partidos "diferidos y en Mexicano."

En 1979, ya estaba transmitiendo varios partidos a la semana en español, algo que hizo durante 17 años con los Atléticos de Oakland antes de cruzar la bahía para tomar el trabajo con los Gigantes en 1994. Pi-González también ha transmitido partidos de baloncesto de los Warriors de Golden State en español, peleas de boxeo y dos Series Mundiales del Caribe.

También llego a ser Dee-jay al comienzo de su carrera y recuerda las entrevistas con el actor Desi Arnez y con la huarachera Celia Cruz.

"Estoy súper orgulloso de lo que he logrado, pero siempre he tenido ésta pasión por el béisbol", agregó. "Es una forma de vida, que me sirve para pagar mis deudas. Es algo que disfruto."

La diversión parece empezar para Pi-González. Ambos equipos, los Gigantes y los Marineros han lanzado programas para llegar a la comunidad Hispana y sus fanáticos. Y con la transmisión en español es una manera de abrirle las puertas a la fanaticada hispana.

"Es obvio que los Gigantes tienen rica herencia de jugadores Latinos, retrocediendo a los años 1960, y por eso hemos hecho el esfuerzo de llegar a la comunidad Hispana en San Francisco en los últimos años," dijo Shana Daum, directora de relaciones comunitarias. "Hemos agregado la transmisión de partidos en español este año con la esperanza de atraer mas gente Hispana y hacerlos sentir bien en los partidos.

Los Marineros tienen "Noche de béisbol Latino Americano" las ultimas tres temporadas y están muy satisfechos con los resultados. Pi-González lanzó el primer picheo éste año.

"El tamaño del medio Hispano aquí no es de los primeros 10, así que todavía es difícil recibir ayuda para promover este programa," dijo Adamack. "Nosotros necesitamos hacer esto como un negocio y a lo mejor necesitamos patrocinadores antes de que esto funcione. Pero reconocemos el valor que tiene este programa, y es parte del proceso el mantenernos en comunicación con las regiones este y central de Washington.

Para Pi-González su doble vida es menos que ideal, pero dice que los positivo vale mucho más que lo negativo y que por ahora no piensa dejar su trabajo con el béisbol.

"Estoy contento con lo que hago", agregó. "Soy parte del crecimiento de dos mercados. ¿Cuántas personas pueden decir esto?"