Manny Ramírez hijo busca forjar su propia historia

Manny Ramírez hijo busca forjar su propia historia

SAN FRANCISCO -- Manny Ramírez hijo recibió un consejo del coach de la Universidad de San Francisco, Nino Giarratano. Y la sugerencia se relacionaba con el famoso padre del joven pelotero.

"Probablemente sólo me sugirió que me cortara el pelo", dijo Ramírez con una sonrisa.

En cuanto al swing y la actitud de Ramírez ante este deporte, Giarratano no tuvo que idear muchas recomendaciones. Sólo debía consultar antiguos videos del padre, ese famoso toletero que consiguió 555 jonrones.

"Eso me permite recordar todo", comentó Ramírez hijo, cuyo equipo universitario comenzó el año con una foja de 0-10 pero ahora busca un boleto para la postemporada. "Tengo muchos turnos al bate grabados en mi computadora. Siempre he visto y escuchado que él era un gran bateador, de modo que no es un mal ejemplo a seguir".

Aunque tiene el ADN, Ramírez quiere demostrar que puede ser un bateador destacado y jugar en el nivel profesional. Se espera que algún club lo reclute después de su temporada de novato, dentro de un año. Sería el primera base titular de la USF en 2016, bateando a la mitad del orden.

Por ahora, está bastante acostumbrado a la expectación que genera su nombre. Pero ha decidido no hacer mucha referencia a su padre. Manny Jr es simplemente Manny.

"No es fácil ser conocido como Manny Ramírez Jr. Él maneja eso muy bien", consideró el campocorto Nico Giarratano, hijo del coach. "Cada vez que él batea, ellos anuncian su nombre y todos enloquecen, como diciendo, `¡oh!, es él'. Tiene buenas oportunidades y le pega duro a la pelota".

Desde que comenzó a jugar a la pelota, Ramírez decidió labrarse su propio camino, separado del que construyó su padre, tan famoso por sus cuadrangulares como por sus suspensiones por consumo de drogas.

"Esto es lo que he tratado de hacer desde que comencé a jugar en la secundaria y ahora en la universidad: tener mi identidad propia", indicó. "Es difícil hacerlo, simplemente por mi nombre y por el hecho de quién es mi padre. También podría seguir la corriente. No presto en realidad mucha atención a esto, sólo lo acepto. He lidiado con esto por mucho tiempo. No es nada nuevo para mí".

¿Qué ocurre cuando el padre y el coach dan consejos que se contradicen? Ramírez suele seguir la recomendación de Giarratano.

El joven de 19 años insiste en que no se aprovechará de situación alguna con su nombre. Está determinado a ganarse todo lo que consiga en este deporte.

"Sólo trato de ser yo mismo, ya veremos lo que ocurre", comentó.