Wilmer Flores no se deja inmutar por la adversidad

Wilmer Flores no se deja inmutar por la adversidad

NUEVA YORK - Los Mets están contando fuertemente con que el campocorto Wilmer Flores se sobreponga de los tropezones que ha tenido en el terreno de juego en lo que va de la temporada.

"Le ha ido mal en algunos juegos y ya todo el mundo lo quiere descartar", dijo el manager de los Mets, Terry Collins, acerca del venezolano de 23 años de edad. "Hay que darle una verdadera oportunidad".

Flores lleva siete errores en 21 juegos esta temporada -- tres más que los cometió en 51 partidos como torpedero el año pasado. Un alcance limitado y tiros apresurados han opacado sus tres jonrones, los cuales lo tienen empatado en el primer lugar en el equipo en dicha categoría.

"Si cometes errores constantemente, el problema más bien es [mental] y no físico", dijo Collins. "Quizás se esté poniendo demasiada presión".

El gerente general de los Mets, Sandy Alderson, dijo que el equipo será paciente con Flores.

"Estamos de tu lado", le dijo Collins a Flores.

No obstante, al dejar a su campocorto titular en la banca por juegos consecutivos ante los Nacionales, Collins cementó el estatus de Flores como uno de los jugadores bajo más escrutinio en la Gran Manzana.

"Es difícil, pero tienes que superarlo. Así es como uno aprende, de estos errores", dijo Flores. "Todos somos profesionales, pero también somos humanos. Tienes que dejarlo a un lado".

La racha de 11 victorias consecutivas que definió el arranque de los Mets ya es un recuerdo lejano. Nueva York aún se encuentra en el primer lugar en el Este de la Liga Nacional, pero lucha por mantenerse a flote luego de perder cinco de sus últimos seis juegos ante rivales divisionales. A nivel individual, Flores se encuentra en un bache de 20-2, lo cual ha generado interrogantes con respecto a un cuadro interior que atraviesa cambios.

Collins considera que los errores de Flores al tirar se deben a que quita la vista de la bola antes de tiempo, esencialmente perdiendo enfoque por tratar de completar la jugada demasiado rápido.

Los Mets han tenido éxito trasladando a jugadores del campo corto a otros puestos. Jacob deGrom y el dominicano Juan Lagares comenzaron sus carreras como torpederos. Pero aún con las dificultades que ha tenido, los Mets siguen tratando con Flores en dicho puesto. Ha sido una curva de aprendizaje constante para el valenciano, quien no comenzó a jugar como campocorto hasta los 15 años de edad y disputó un tercio de sus 721 compromisos de liga menor en otros puestos.

"No sabía cómo se jugaba [ese puesto] antes de firmar", dijo Flores. "En la academia simplemente me pusieron ahí".

Flores se refiere a la Academia Agua Linda en Venezuela, donde entrenó antes de firmar con los Mets en el 2007 a sus 16 años de edad. Allí Flores se volvió bien inquisitivo a medida que fue progresando con el madero.

"No me da miedo hacer preguntas", dijo Flores.

Dichas preguntas giraban alrededor de dos temas: aprender inglés y su nuevo rol. Ambas cosas son obras en progreso.

"Es discreto e inteligente", dijo el torpedero reserva de los Mets, el panameño Rubén Tejada, acerca de Flores. "Es un muchacho muy inteligente. Nos ayudamos uno al otro".