Aníbal Sánchez demostró que sigue siendo el verdugo de K.C

Aníbal Sánchez demostró que sigue siendo el verdugo de K.C

Aníbal Sánchez afirma que no estaba pensando en tirar un juego perfecto durante los primeros cinco innings de su apertura el domingo ante Kansas City. Pero a medida que fue sumando ceros e iba aumentando la ventaja de los Tigres, el venezolano estaba elaborando un final ideal para la serie ante los rivales Reales.

"Sé que es muy importante, especialmente porque dividimos la serie", dijo Sánchez después de la victoria de Detroit por 6-4. "Es bueno para nosotros".

Después de dos partidos en los que los Reales dejaron en claro que no se rendirán ante nadie, muchos menos los Tigres, Sánchez demostró que sigue siendo el verdugo de los monarcas.

"Todos sus pitcheos estaban funcionando", dijo el capataz Brad Ausmus. "Cuando su material viene bien, es electrizante".

Sánchez mejoró su foja vs. Kansas City a 6-2 desde que se integró al club de Detroit en el 2012. Su efectividad ante los Reales aumentó a 1.40 tras permitirles más de una carrera en un juego por primera vez en ocho aperturas de por vida.

Tomando en cuenta que hace poco, Sánchez permitió cinco jonrones en espacio de dos juegos contra los Piratas y los Medias Blancas, el venezolano mandó un mensaje contundente.

En dichas debacles, Sánchez cedió 14 carreras en 17 hits en 9.2 entradas de labor. Al tirar 7.1 entradas sólidas el domingo, ha cedido siete carreras en 20.3 episodios desde entonces.

Sánchez ha recuperado la forma que los Tigres necesitan de él para poder dar la pelea. Lo ha conseguido, según su compañero de bateria Alex Ávila, con precisión.

"Esa siempre es la diferencia", dijo el receptor acerca de Sánchez. "Cuando logra comandar la recta y puede comendar lanzamientos rompientes. Durante los primeros seis innings, atinó y luego tuvo algunos problemas en el séptimo y el octavo. Definitivamente esa es la clave para él. Cuando comanda su recta, todo lo demás sale muy bien".