Medias Blancas y Orioles jugarán el miércoles a puerta cerrada

Medias Blancas y Orioles jugarán el miércoles a puerta cerrada

BALTIMORE -- Después de un par de posposiciones a raíz de los disturbios en Baltimore, los Orioles y Medias Blancas de Chicago disputarán el miércoles en Camden Yards el que sería es el primer juego a puertas cerradas en los 145 años de historia del béisbol de Grandes Ligas.

El anuncio del partido se hizo luego de que se pospusieran los partidos de los Orioles contra Chicago el lunes y el martes. El inicio del partido fue adelantado cinco horas para iniciar a las 2:05 p.m.

Además, la serie contra los Rays de Tampa Bay que se jugará del viernes al domingo se trasladó de Camden Yards al Tropicana Field en San Petersburgo, Florida, aunque Baltimore será considerado local y cerrará los innings. Los Orioles tienen fecha libre el jueves.

Grandes Ligas informó que los partidos pospuestos entre Orioles y Medias Blancas se repondrán el 28 de mayo con una doble jornada que comenzará a las 4:05 p.m.

La decisión se tomó cuando iniciaron los disturbios --con el incendio de una farmacia y patrullas policiales-- tras el funeral de Freddie Gray, quien murió el 19 de abril a causa de lesiones en la médula espinal sufridas cuando estaba detenido por la policía.

"Todas las decisiones en Baltimore se tomaron con el interés primordial de garantizar la seguridad de los fanáticos, jugadores, umpires y empleados del estadio", dijo el comisionado de Grandes Ligas Rob Manfred, en un correo electrónico enviado a la Associated Press. "Solamente después de que estábamos a gusto con esos aspectos, es que consideramos la situación del juego y la programación".

Aunque los Orioles no jugarán frente a sus aficionados el miércoles y pierden tres juegos en casa, comprenden las circunstancias del momento y no se quejaron.

"Todo es por el bienestar de la ciudad y la seguridad de nuestra gente", dijo el manager de los Orioles Buck Showalter en una entrevista telefónica con AP. "Lo último que se quiere es poner en riesgo a los fanáticos. Es mejor equivocarse pecando de precavidos".

"Solo queremos responder a los deseos de las autoridades y salvaguardar la programación", dijo Dan Duquette, el vicepresidente de operaciones de béisbol de los Orioles, en una entrevista telefónica.

Las escuelas públicas fueron cerradas y el alcalde de Baltimore decretó un toque de queda de las 10 de la noche a las 5 de la mañana.

Esta era la única vez en el año que los Medias Blancas visitaban Camden Yards.

"Hubiera sido muy difícil reprogramar todos los tres juegos, así que teníamos que disputar ese juego el miércoles", indicó Duquette.

El Salón de la Fama y John Thorn, el historiador oficial de Grandes Ligas, coincidieron al señalar que no creen que alguna vez se disputó un juego a puertas cerradas en las mayores, aunque se han dado caso en las menores.

"Es territorio desconocido", dijo Showlater.

Desde 1987, la concurrencia más baja en un juego fue de 746 aficionados cuando los Medias Blancas recibieron a Toronto en el Comiskey Park, el 9 de abril de 1997, según STATS. El juego de local de los Yanquis contra los Medias Blancas, el 22 de septiembre de 1966, tuvo una concurrencia de 413 aficionados.

Ahora, los Medias Blancas están por jugar sin nadie en las gradas.

"Grandes Ligas está haciendo todo lo que se puede tener seguridad. Están tomando precauciones. Lo mejor es tener seguridad", dijo el piloto de Chicago Robin Ventura.

Thorn dijo que la concurrencia más baja en la historia se produjo el 28 de septiembre de 1882, cuando apenas seis aficionados vieron a Worcester recibir a Troy en un partido de la Liga Nacional.

Al trasladar su serie del fin de semana con los Rays a Florida, los Orioles tendrán un total de 78 juegos en Camden Yards y 84 como visitantes.

"A nadie le gusta perder juegos en casa", dijo Showalter. "Hay cosas más importantes de por medio. Analizamos cada alternativa, y esta fue la mejor".