Carlos Martínez da señales de madurez en los Cardenales

Carlos Martínez da señales de madurez en los Cardenales

SAN LUIS - Antes de lesionarse Adam Wainwright, Carlos Martínez era el quinto abridor de los Cardenales. Pero el dominicano ha estado muy lejos de ser un punto débil en una rotación que disfrutó el mejor arranque en Grandes Ligas.

Con resultados mixtos como abridor ocasional el año pasado, Martínez ha superado ese obstáculo con facilidad en lo que va de la temporada 2015. En 20 innings de labor este año, ha permitido apenas tres carreras. Su aporte ha ayudado a los abridores de San Luis a llegar a la acción del martes con una efectividad colectiva de 2.48 - la mejor de las Mayores.

Dicho desempeño viene después de que Martínez se pasara toda la pretemporada luchando por un puesto en la rotación. Ahora, el quisqueyano da la impresión de estar madurando.

"Puede ser muy especial", dijo el receptor boricua de San Luis, Yadier Molina, acerca de Martínez. "Se está volviendo agresivo, ataca a los bateadores y los retira con ese slider y ese cambio. Le ha ido bien hasta ahora".

A diferencia de sus primeras dos salidas de la temporada, en su última apertura ante Milwaukee el viernes, Martínez demostró más velocidad, ya que alcanzó al menos 96 millas por hora con 23 de las 55 rectas que tiró.

"Me siento muy bien con la recta, así que traté de tirarla bien duro", dijo Martínez. "Me sentí cómodo. Tuve muy buen comando de la zona de strike".

Martínez continúa complementando la potencia de su recta con un lanzamiento en cambio y un slider con los que ha exhibido mucha confianza.

"Creo que se debe a que está aprendido a usar su material", dijo el manager de los Cardenales, Mike Matheny, con respecto a Martínez. "No me canso de destacar cómo ha aceptado la idea de usar el cambio, de usar el lanzamiento rompiente y de tirar strikes desde el principio para que no todos los pitcheos sean duros. Eso por lo general perturba el timing del bateador y ayuda a conseguir los outs más rápido".