¿Será sostenible el éxito de los Mets?

¿Será sostenible el éxito de los Mets?

NUEVA YORK -- Cuando se han cumplido casi tres semanas de temporada, los Mets de Nueva York son dueños de la mejor marca en las Grandes Ligas y también igualaron el despegue de año más exitoso de su historia.

Pero los Mets no son los Mets sin que una obstinada aura fatalista esté haciéndoles cerco, siempre en guardia para una inevitable desgracia y la incredulidad de propios y extraños.

A lo largo de su racha de su victorias, todas menos una en casa, Nueva York enfrentó a una mayoría de abridores de modesto perfil, brazos como Jerome Williams, Aaron Harang y Eric Stults. Julio Teherán fue la salvedad, y el colombiano que fue seleccionado para el pasado Juego de Estrellas actualmente tiene efectividad de 4.64.

La calidad de los primeros rivales de los Mets es la carnada para dudar sobre si este minúsculo tramo dentro de una temporada a 162 juegos y con cinco meses por delante es un mero espejismo.

Guste o no, se supone que los equipos buenos le tienen que ganar a los malos. Y esta es una asignatura que el equipo del manager Terry Collins ha cumplido a cabalidad tras los primeros desafíos dentro de su división, una que a todas luces parece perfilarse a cuestión de dos.

Los otros son los Nacionales de Washington, cuyo irregular inicio se justifica por las lesiones que afectaron a tres bates importantes: Anthony Rendón, Jayson Werth y Denard Span. Miami ha resultado ser un equipo que había sido inflado demasiado y que ahora tiene a su piloto Mike Redmond tambaleándose en la cuerda floja ante la exasperación del propietario Jeffrey Loria. Atlanta y Filadelfia son dos rivales inmersos en una renovación.

La clave de los Mets para sostener el empuje de su arranque será su capacidad de respuesta ante las adversidades.

"Vamos a tener parpadeos, algunos traspiés. Pero también tendremos que ser perseverantes cuando eso ocurra, que será inevitable", dijo Collins tras completar una tanda de tres barridas en el Citi Field contra Filadelfia, Miami y Atlanta.

En realidad, ya han recibido una fuerte dosis de calamidades que se remontan a los entrenamientos de primavera.

--El abridor Zack Wheeler y el especialista zurdo Josh Edgin fueron descartados en marzo tras someterse a operaciones Tommy John.

--Su cerrador Jenrry Mejía se lesionó en el mismo día inaugural y luego fue suspendido 80 juegos al dar positivo por un esteroide.

--El capitán David Wright sufrió una lesión muscular al deslizarse en segunda base y está en la lista de incapacitados.

--En un mismo juego perdieron por tiempo significativo al receptor Travis d'Arnaud y al relevista zurdo Jerry Blevins por fracturas.

¿Por qué el éxito puede ser sostenido?

SUS LANZADORES:

Con 2.81, ocupan el segundo puesto en promedio de efectividad en las mayores, como escoltas de los Cardenales. Su 4.23 en proporción de ponches/bases por bolas es la tercera mejor en las mayores, por detrás de los Cachorros y Dodgers. El eterno Bartolo Colón, ganador de cuatro juegos, apenas ha concedido un boleto con 23 ponches en 26 innings.

El regreso de Matt Harvey, tras perderse una temporada completa por una cirugía reconstructiva del codo, ha cumplido con las expectativas. Jacob deGrom, el Novato del Año en 2014, empezó la jornada del viernes con una racha de 18 innings y un tercio, sin permitir carreras.

Jeurys Familia, quien asumió las funciones de cerrador por su compatriota dominicano Mejía, ha convertido sus ocho oportunidades de rescate para liderar las mayores.

"Es contagioso. Todos estamos poniendo nuestro granito nuestro granito de arena", dijo Familia.

------

FALTAN BATES: Mientras sus lanzadores se destacan, se encuentran a mitad de tabla en bateo colectivo (.249). Dos de sus principales artilleros cuentan con números tibios. El jardinero derecho Curtis Granderson (.200) y el segunda base Daniel Murphy (.170). Al menos, Granderson está segundo en las mayores con sus 14 boletos recibidos. Pero si ambos levantan su producción para complementar al primera base Lucas Duda, el jardinero Michael Cuddyer, más las eventuales reincorporaciones de Wright y d'Arnaud, pues mucho cuidado.

Y su líder de jonrones es ni más ni menos que Wilmer Flores, con tres. El mismo venezolano que ha tenido que aguantarse los cuestionamientos sobre si debería ser el titular del campocorto.

"Estamos jugando buena pelota, capitalizando errores, limitando los nuestros. Y lo más importante es que no estamos a todo vapor en la ofensiva", acotó Cuddyer.

------

JUAN LAGARES:

Parece que no hay partido en que el jardinero central dominicano no protagonice una jugada espectacular, la más reciente una atrapado en la que calcó a Willie Mays al hacer un giro con el hombro a la inversa para atrapar un batazo de Jace Peterson de los Bravos.

También es dueño de una racha de 10 juegos seguidos bateando de hits para un promedio de .342.

------

SABEN REMONTAR:

Siete de sus victorias esta campaña han sido viniendo de atrás, segundo en ese renglón en Grandes Ligas tras las ocho de los Reales de Kansas City.

Todo esto es muy alentador para un equipo que ha hilvanado temporadas negativas desde que en 2009 abrió las puertas del acogedor estadio Citi Field.

"Cuando empiezas a ganar juegos, pues la confianza sube. Es lo que ellos han hecho. Juegan con ese instinto de que las cosas les van a salir bien", comentó Redmond, el manager de los Marlins.