Miguel Castro aprende a asimilar los tropezones

Miguel Castro aprende a asimilar los tropezones

TORONTO - Cuando el manager de los Azulejos, John Gibbons, consoló a Miguel Castro después de que Toronto completara su barrida de tres juegos de los Orioles el jueves, el cerrador dominicano simplemente hizo seña y sonrió. No hay había mucho más que decir, después de que el novato por poco deja escapar una ventaja de cuatro carreras.

Castro llegó al partido con un out en el noveno inning e inmediatamente permitió jonrón de tres carreras de Manny Machado, lo cual cortó a una la ventaja de los Azulejos. Pero como señaló Gibbons, Castro tendrá noches como ésa. Al fin y al cabo, el quisqueyano está en las Mayores ahora.

"Son bateadores de Grandes Ligas (del otro lado). Hay algunos estelares", dijo Gibbons. "Se van a aprovechar y te van a superar a veces. Eso es parte de todo.

"Pero la clave es sacar ese último out teniendo la ventaja, lo cual ha hecho él".

A Castro sólo se le cargó una carrera limpia, ya que el derecho heredó a dos corredores en circulación. El joven retiró a los últimos dos bateadores que enfrentó para lograr su cuarto juego salvado de la temporada. El jueves marcó la segunda vez en tres presentaciones que Castro ha permitido jonrón en el noveno inning.

"A pesar de todo, cerró el juego", dijo Gibbons. "Le dije, 'Vas a permitir hits. Vas a permitir jonrones. Eso es lo que ocurre en Grandes Ligas'".

Pese a sus problemas recientes, el lanzador de 20 años de edad lleva de 5-4 en oportunidades de salvamento y tiene excelente efectividad de 1.93, con WHIP (bases por bolas más hits por inning lanzado) de 1.18.