Williams y Posada hicieron historia como ambidextros

Williams y Posada hicieron historia como ambidextros

El 2000 fue uno grande para los Yankees de Nueva York.

Los Bombarderos del Bronx sobrevivieron una racha de 3-15 para cerrar la temporada regular para terminar primeros en el Este de la Liga Americana con marca de 87-74. Luego le ganaron a Oakland en la Serie Divisional de la Americana, después a Seattle en la Serie de Campeonato y finalmente a los Mets de Nueva York en cinco juegos en la Serie del Subterráneo para ganar su título 26 de la Serie Mundial.

Con todos esos sucesos, es fácil olvidar un logro para la historia de parte de Bernie Williams y Jorge Posada al principio de aquella temporada. El 23 de abril del 2000, el dúo de boricuas se convirtió en el primer par de compañeros ambidiestros en la historia del Grandes Ligas en conectar cuadrangulares desde ambos lados del plato en un mismo partido.

Cuando un bateador ambidiestro conecta un jonrón desde ambos lados del plato en un mismo juego, éste se convierte en miembro de un club que es desde ya exclusivo, con menos de 100 integrantes. En aquella tarde de abril hace 15 años, los 20,485 fanáticos del Skydome de Toronto vieron a Williams y Posada establecer su propio club de élite.

La victoria por 10-7 de los Yankees contó con un total de ocho jonrones. El derecho cubano de los Yankees, Orlando "El Duque" Hernández permitió cuatro de ellos ese día. Williams y Posada, bateando cuarto y sexto en el orden de bateo, pegaron jonrones en sus primeros turnos, como zurdos, ante el derecho de los Azulejos Frank Castillo. El bombazo de Williams al jardín izquierdo-central llegó en la parte alta del primer inning con Derek Jeter en la tercera base. Posada pegó el suyo al derecho-central para abrir el segundo episodio.

"Los Azulejos trajeron al zurdo Clayton Andrews", recuerda Ken Singleton, quien cubrió aquel juego para MSG Network. "Ahí fue cuando Bernie y Jorge realmente tomaron la ofensiva".

Tanto Williams como Posada conectaron jonrones bateando como derechos ante Andrews en el cuarto inning, primero Williams con un palazo de tres carreras y luego Posada con un bambinazo de dos anotaciones para impulsar una reacción de siete rayas.

Ambos definitivamente se motivaban entre ellos. Cuando Williams cruzó el plato, recibió un golpecito de reconocimiento de Jeter en el casco. Mientras trotaba cerca del círculo de bateo donde su amigo Jorge estaba preparándose, Williams lo retó risueñamente a que lo igualara.

"Luego de volver al dugout, él dijo, 'Yo también', recordó Williams - quien se retira ahora de manera oficial - en ese momento. "Realmente no lo asimilaba todavía, pero es una de esas cosas que uno recordará cuando se retire y dirá, 'La gente ha jugado este juego durante muchísimo tiempo y ésa es la primera vez que sucedió. Ciertamente es algo para recordar y para sentirse orgulloso".

Rick Cerrone era el director de relaciones públicas de los Yankees en ese momento.

"En el 2000, todavía no estábamos en la era del Internet como ahora, y recuerdo correr a fijarme si alguna vez eso había sucedido", recuerda Cerrone. "Lo primero que hice fue ir a la guía de prensa, donde teníamos información sobre jonrones de ambidiestros, y eso me indicó que nunca había sucedido en un juego de los Yankees. Para confirmar que nunca había sucedido en Grandes Ligas, tuve que hacer la típica llamada al Elias Sports Bureau. Cuando todo falla, llama a Elias. Y en el 2000, utilicé un teléfono fijo para hacerlo".

Nueve años después, los ambidiestros de los Diamondbacks Tony Clark y el boricua Felipe López replicaron la hazaña en el Día Inaugural del 2009.

MUY CERCA
Mientras que varios equipos han tenido un par de bateadores ambidiestros de poder en distintos momentos de la historia, los Yankees han sido más bendecidos que la mayoría.

Uno de los más notables dúos de bateadores ambidiestros de poder - Mickey Mantle y Tom Tresh - también vistió los bastones. Mantle pegó jonrones de ambos lados del plato en un mismo partido 10 veces en su carrera. Tresh lo hizo tres veces. Pero lo más cerca que estuvieron de hacerlo en un mismo partido fue con diferencia de un mes en el verano de 1964.

En el 2009, el dominicano Melky Cabrera, Nick Swisher y Mark Teixeira conectaron jonrones de ambos lados en un partido cada uno, el 22 de abril, el 29 de abril y el 4 de mayo, respectivamente. Teixeira y Swisher volvieron a hacerlo por su cuenta en el 2012, con una semana de diferencia entre el 21 de abril y el 28 de dicho mes.

Todos están en buena compañía, pero sólo Posada, Williams, Clark y López comparten ese club de élite. Y Posada y Williams lo hicieron en camino a algo mucho más grande.

"Luego de hacer historia dijimos 'vayamos a buscar un anillo'", dijo Posada.

Todos saben cómo terminó eso.