Ogando ha dado de qué hablar en los Medias Rojas

Ogando ha dado de qué hablar en los Medias Rojas

ST. PETERSBURG - Bases llenas. Dos outs. Ventaja minima. Esa era la situación que heredó el martes Alexi Ogando en el Tropicana Field. Pero el dominicano no titubeó y ayudó a los Medias Rojas a preservar una victoria por 1-0 sobre los Rays.

De paso, el derecho demostró por qué Boston lo adquirió vía la agencia libre con un contrato de bajo riesgo (US$1.5 millón).

Ogando, en salud ahora, no se parece en nada al lanzador que tuvo efectividad de 6.84 en 27 presentaciones por los Rangers en el 2014.

Con cuatro pitcheos, Ogando le salvó el pellejo al abridor de los Medias Rojas, Wade Miley, quien había creado esa situación apretada. Desmond Jennings dio roletazo inofensivo frente a una recta de 96 millas por hora del quisqueyano para ponerle fin a la sexta entrada.

"Así es la vida de un relevista", dijo Ogando. "A veces llegas a esas situaciones, sobre todo con bases llenas y dos outs, tarde en el juego. Lo más importante es tener buen comando y ejecutar esos pitcheos. (El martes) pude hacer eso".

Ogando ejecutó de manera perfecta su plan contra Jennings.

"En esa situación, le trabajé afuera para comenzar el turno", relató Ogando. "Luego parecía buena idea tirarle adentro. Por suerte, había dos strikes y pude ejecutar mi pitcheo como yo quería".

En cinco de sus siete presentaciones, Ogando no ha permitido hit. Se le ha anotado en una sola.

Incluso, existe la posibilidad de que mejore el material de Ogando, mientras el diestro se recupere de sus molestias en el codo de lanzar sufridas en el 2014.

"Si hay más velocidad (en el futuro), será bienvenida", dijo el coach de pitcheo de los Medias Rojas, el puertorriqueño Juan Nieves. "Pero él tiene suficiente en la bola para lanzar desde el bullpen y cambiar de velocidad con eso".

De su parte, Ogando se ve optimista con su progreso a esta altura de la temporada.

"Es una de esas cosas que aumentan poco a poco. No sabes si va a ser así o no. A veces tienes menos. Pero por suerte, con mucho trabajo, he podido avanzar. Me siento bastante bien".