Cerveceros tratan de salir del abismo ahora mismo

Cerveceros tratan de salir del abismo ahora mismo

MILWAUKEE --No se sintió un tono de pánico en la voz del dirigente de los Cerveceros, Ron Roenicke, cuando habló con la prensa tras la derrota de su equipo frente a los Piratas el domingo. Pero era evidente que hay algo de urgencia.

Más adelante, el lunes, Milwaukee llegó a seis derrotas consecutivas al caer ante los Rojos. Los Cerveceros tienen foja de 2-11, el peor récord en la historia de la franquicia durante los primeros 13 compromisos de la temporada.

"Ellos están hartos de esto. Nosotros también. Necesitamos cambiar las cosas", expresó Roenicke. "Debemos hacer lo que sea para hacer bien nuestros trabajos. Estos son buenos jugadores, y necesitamos tener buenos resultados".

El último partido contra Pittsburgh tomó un giro conocido para los Cerveceros. Su pitcheo no pudo controlar los bates de los Bucaneros. No lograron aprovechar las pocas oportunidades de anotar al comienzo del juego, y sus bates fueron silenciados por el resto del partido.

El lunes fue "más de lo mismo" cuando los brazos de Milwaukee permitieron jonrones de Zack Cozart y Joey Votto. La única ofensiva de los Cerveceros fue un cuadrangular de Ryan Braun, su número 231 de por vida.

"Pienso que el único punto positivo de todo esto es que hemos hecho todo tan mal, que ahora espero que comencemos a hacer las cosas bien al mismo tiempo", declaró Braun. "Obviamente esto no es divertido para ninguno de nosotros".

Matt Garza, quien concedió cinco carreras en seis capítulos del tercer partido contra los Piratas el domingo, recalcó que el deseo de los jugadores de darle fin a la mala racha podría estar afectando al equipo en lugar de ayudarles.

"Todos queremos ser un gran equipo, y ahora, pienso que estamos haciendo más de la cuenta", señaló Garza. "Estamos poniendo todo nuestro esfuerzo en una sola jugada en vez de ver el panorama completo. Necesitamos dar un paso atrás y dejar que nuestras capacidades sobresalgan en vez de nuestra parte mental. …Comenzar a sonreír otra vez.

"Esto es un juego de niños. Deberíamos divertirnos. Si podemos comenzar a disfrutarlo de nuevo, estaremos más contentos dentro y fuera del clubhouse".

Pero, ¿cómo los Cerveceros comenzarán a salir de este abismo mientras sigan acumulando derrotas y frustraciones? ¿Será hora de cambios más drásticos, como los ajustes que hizo Roenicke en su alineación el sábado pasado?

"No tendremos pánico, pero estos muchachos deberán entrar en ritmo", dijo Roenicke. "No siempre comienzas como quieres. Eso está bien. Pero no debemos hacer esto cada noche. Y algo debe cambiar".