Odúbel Herrera surge como la revelación de Filis

Odúbel Herrera surge como la revelación de Filis

NUEVA YORK -- El primer hit de Odúbel Herrera en Grandes Ligas no llegó hasta su décima primera comparecencia al plato, y el mismo fue un doble que certificó una victoria de los Filis de Filadelfia en el décimo inning.

Al venezolano de 23 años le tomó bastante tiempo sacarse la crema de afeitar de las trenzas.

En poco tiempo, Herrera fue elevado a primer bate y se apoderó de la titularidad en el jardín central. Su ascenso tras ser seleccionado en diciembre pasado por el equipo en el draft de Regla 5 durante las reuniones de invierno avala el tipo de apuesta que los Filis antes no hacían.

"Estaba un poco ansioso en el primer día, pero después tomé confianza y voy aprendiendo", dijo Herrera a la Associated Press. "A veces soy agresivo, a veces soy paciente".

"Le dimos la oportunidad y la ha aprovechado", añadió el mánager de los Filis Ryne Sandberg. "Es un bateador de líneas, que aprovecha todo el terreno. Como novato, es un bateador que primariamente se va con la recta. Pero está aprendiendo a dejar pasar los lanzamientos de cambios. No es un out fácil y hace que los pitchers contrarios le tengan que tirar strikes con cambios".

Dos años atrás, Filadelfia también tomó a un jardinero venezolano en el draft en el que quedan expuestos los talentos de ligas menores que no han sido colocados en los rosters de 40 jugadores.

Tal fue el caso de Ender Inciarte de los Diamondbacks de Arizona. Filadelfia decidió no retener a Inciarte y éste volvió a Arizona, donde logró finalmente debutar en 2014 y quedó quinto en la votación al Novato del Año de la Liga Nacional. Ha iniciado la actual temporada con promedio de .327, .364 de embasado y .806 de OPS.

Filadelfia decidió no desperdiciar la oportunidad con Herrera, un infielder que no tenía espacio en los Rangers de Texas.

Herrera hizo la transición para jugar en los jardines a partir de su experiencia en el béisbol invernal venezolano, en la que salió como el Jugador Más Valioso de la temporada con los Tiburones de La Guaira. Previamente, apenas había acumulado 10 juegos como jardinero izquierdo en las menores.

Se ganó un puesto en el roster para el inicio de la campaña regular, desplazando del bosque central a Ben Revere.

Batea para .302 (13 hits en 43 turnos), con cinco dobles, dos triples y tres bases robadas. Lidera al equipo con slugging de .512 y embasado de .362.

Para los Filis, un equipo que trata de rejuvenecerse al tiempo que soporta la carga de los millonarios contratos por los veteranos Ryan Howard y Chase Utley, dar oportunidades a jugadores como Herrera refleja un cambio.

"Mi filosofía es que siempre tengo que poner la bola en juego. Trato de hacer mi trabajo que es llegar a base siempre, que me lleven al plato", añadió.

------

ORLANDO, MÁQUINA DE TRIPLES:

Después de transitar nueve años en las menores, Paulo Orlando ha asumido un papel de inesperada envergadura con los Reales de Kansas City, cubriendo la baja de Alex Ríos (dedo fracturado).

A sus 29 años, ha marcado huella con su cúmulo de triples. De hecho, sus tres primeros hits fueron de tres bases. El tercer brasileño en llegar a las Grandes Ligas (Yan Gomes y André Rienzo fueron los otros) bateó un triple en su debut y un par más en su siguiente juego.

La racha acabó al dar un sencillo el pasado jueves, pero luego conectó un triple el viernes y otro más el lunes. Tiene cinco triples en 26 turnos. Es como si fuera lo único que sabe batear. Su total de cinco triples supera el total de los que han conectados otros 25 equipos este año.

Se convirtió en el primer jugador en la era moderna (desde 1900) que conecta cinco triples en sus primeros siete juegos en las grandes ligas. También es el octavo pelotero en la historia con al menos cinco triples en sus primeros 13 juegos, uniéndose a Lou Gehrig (6 en 1926), Deion Sanders (6 en 1992), Charlie Grimm (6 en 1921), Bill Bruton (6 en 1956), Arky Vaughan (5 en 1937), Chet Ross (5 en 1940) y Cristian Guzmán (5 en 2001).

------

EL BULLPEN DE LOS REALES:

Hablando de Kansas City, tras 13 juegos, el bullpen de los campeones defensores de la Liga Americana comenzó la campaña con una racha de 23 innings y un tercio sin permitir carreras. Los Mellizos la rompieron la semana pasada, pero inmediatamente han hilado 14 innings y dos tercios colgando ceros.

El dominio de los relevistas de los Reales, con el núcleo conformado por Kelvin Herrera, Wade Davis y Greg Holland, es abrumador. Apenas han permitido tres carreras limpias en 39 innings para ostentar la mejor efectividad en las mayores, de 0.69, al tiempo que mantienen a los bateadores rivales con promedio de .148.

Pero ahora tendrán que responder al desafío de lidiar con la baja del cerrador Holland, fuera un par de semanas por un esguince del pectoral derecho, la suspensión de Herrera por cinco partidos.