Dodgers contentos con la estabilidad que trae Peralta

Dodgers contentos con la estabilidad que trae Peralta

PHOENIX - Cuando Andrew Friedman pasó de la gerencia de los Rays a la de los Dodgers, quiso ponerle su sello al equipo de Los Angeles. Entre los tantos movimientos que hizo el ejecutivo, uno de ellos de relativamente bajo perfil fue el cambio con Tampa Bay por el relevista Joel Peralta.

Por supuesto, Friedman-presidente de operaciones de béisbol de los Dodgers desde el otoño del 2014-conocía muy bien la labor del dominicano, quien tirando por los Rays del 2011 al 2014 encabezó las Grandes Ligas en presentaciones con un total de 296.

Además la habilidad de Peralta para sacar outs importantes desde un bullpen de los Dodgers que terminó en el duodécimo lugar en efectividad de la Liga Nacional el año pasado, Friedman ha elogiado las cualidades del veterano como líder.

"Creo que él cuenta conmigo para poder tal vez ayudar a los muchachos del bullpen", le dijo a LasMayores.com Peralta, a quien se le ve conversando a menudo en el clubhouse de los Dodgers con sus compatriotas y compañeros del relevo Juan Nicasio, Pedro Báez y Yimi García. "Él sabe de lo que yo soy capaz y en realidad tenemos muy buen grupo de muchachos en el bullpen. Cada quien está preocupándose por lo que tiene que hacer".

Después de recuperarse de unos dolores en el hombro de lanzar durante los entrenamientos, el derecho Peralta ha cumplido como relevista en lo que va de esta temporada. En cuatro presentaciones y 3.1 entradas, el oriundo de Bonao no ha permitido carreras, ha concedido dos hits y ha ponchado a tres bateadores, sin otorgar base por bolas alguna. Lleva una victoria y dos juegos salvados.

El manager de los Dodgers, Don Mattingly, se expresa bien complacido con lo hecho hasta ahora por Peralta, dentro y fuera del terreno de juego.

"Obviamente, lo principal es sacar los outs y él lo está haciendo. Pero sin duda, ha sido un líder para nosotros", manifestó el piloto. "Andrew me había dicho que es un líder y así ha sido con los jóvenes".

Peralta, un jardinero convertido en lanzador por los Angelinos hace más de 15 años, reconoce que ya está en la última parte de su carrera. A sus 39 años, está contento con lo que ha podido forjar en el mayor nivel del béisbol-aunque haya sido con la discreta atención recibida, algo propio de su rol en el bullpen.

"Los relevistas intermedios no son muy reconocidos en el béisbol", expresó Peralta, quien pertenece a los Gigantes del Cibao la liga invernal de su país. "Estoy tratando de jugar pelota hasta que Dios me lo permita. Es tratar día a día de mantenerme sano, trabajar fuerte y hasta Dios quiera jugar pelota. Si Dios me de un año más o dos años más, los voy a tratar de jugar".

Ahora mismo, el contrato de Peralta es de una opción ejercida para el 2015 con salario de US$2.5 millones. El equipo tiene exactamente la misma opción tanto para el 2016 como el 2017.

"Voy a trabajar lo más que pueda para sacarle uno o dos años más que me quedan de opciones del equipo. Sé que a (Friedman) le gustaría que yo pueda jugar aunque sea un año más. Esa es la meta, jugar por lo menos una temporada más después de ésta".