Colón sacó la casta y le premió la confianza a Mets

Colón sacó la casta y le premió la confianza a Mets

WASHINGTON - Cuando los Mets nombraron al derecho de 41 años de edad, Bartolo Colón, como su abridor para el Día Inaugural, el mundo del béisbol vio el anuncio con confusión, burla y en algunos casos hasta con desdén. Los Mets del 2015 fueron armados en base a un talentoso grupo de lanzadores jóvenes. ¿Cómo le podían dar la bola en el Día Inaugural a un vejestorio?

Colón silenció a los críticos el lunes, cuando dio una clínica de ponches en seis entradas en las que permitió una sola carrera en la victoria por 3-1 sobre los Nacionales. Aparte del cuadrangular solitario de Bryce Harper, el dominicano estuvo casi perfecto en la loma, ponchando a ocho y diseminando tres imparables con un pasaporte otorgado.

"Era el hombre indicado para este juego", dijo el manager de los Mets, Terry Collins. "Sigo pensando que la decisión fue la correcta. Lo demostró. Lanzó un estupendo partido para nosotros".

Aunque los Mets podrían haberles dado la bola en el Día Inaugural a varios otros pitchers, incluyendo el actual Novato del Año de la Liga Nacional Jacob deGrom o al fenómeno Matt Harvey, optaron por Colón. La justificación de Collins fue que quería experiencia en el montículo para el Día Inaugural, particularmente contra un poderoso equipo de los Nacionales que pretende amarrar el banderín del Este de la Liga Nacional tan pronto como en junio.

Esos atributos salieron a relucir en la misma primera entrada. Un sencillo abriendo el partido y un error del segunda base Daniel Murphy colocaron a par de corredores en las bases por los Nacionales sin outs. Colon sacó la casta y ponchó a Harper y a Ryan Zimmerman de manera consecutiva. Luego dominó al venezolano Wilson Ramos con un roletazo. Aunque Harper le hizo daño a Colón con un jonrón abriendo el sexto inning, los Nacionales ya no pudieron armar otro ataque hasta que Harper conectó un sencillo y Zimmerman recibió base por bolas con dos outs en la sexta. Una vez más, Colón encontró la manera de salir del hoyo, abanicando a Ramos para cerrar con broche de oro una magistral actuación.

"Sólo traté de mantener a mi equipo en el juego", expresó Colón.

El veterano terminó haciendo mucho más que eso. Colón no sólo superó en duelo a Max Scherzer--en quien los Nacionales invirtieron US$210 millones durante el invierno--sino que además terminó demostrando, a la edad de 41 años, que fue la elección correcta para abrir en el Día Inaugural.

"Sabe cómo lanzar", dijo el antesalista David Wright. "Ya no es un lanzador que te vaya a tirar 95, 96 [millas por hora]. Pero verlo pitchear desde atrás, verlo trabajar, lanzar adentro, afuera, arriba, abajo, quitando y añadiendo velocidad… es raro cuando la manopla del receptor se mueve. Verlo lanzar es impresionante".