Abreu anhela el éxito colectivo en Medias Blancas

Abreu anhela el éxito colectivo en Medias Blancas

KANSAS CITY - Abordado por un grupo de reporteros tras una sesión de entrenamiento de los Medias Blancas en el Kauffman Stadium, el cañonero cubano José Abreu dijo seguir siendo la misma persona del año pasado, aunque obviamente un poco más establecido.

Es el potencial de éxito de los Medias Blancas en 2015 lo que tiene bien emocionado a Abreu, quien le externó ese mismo sentir a MLB.com cuando habló acerca de su preparación para enfrentar los 162 partidos y posiblemente la postemporada.

"Este año contamos con un equipo mucho mejor que el año pasado", destacó Abreu. "Sé que las expectativas son bien altas, pero tenemos que mantener el enfoque simple.

"Sólo jugar cada día, llevar a cabo nuestro plan de juego y no tratar de ganar porque tengamos que ganar, no. Hay que mantener las cosas simples, jugar como sabemos hacerlo y hacer nuestro trabajo cada día de la mejor manera posible".

Abreu conectó par de cuadrangulares en agosto y tres más en septiembre en 2014, con lo que llegó a 36 bambinazos para imponer un récord de la franquicia en una sola temporada para un novato de los Medias Blancas. Esta primavera, Abreu apenas se voló la barda una vez. Por supuesto, el cubano tuvo promedio de .376 en agosto, .298 en septiembre y .508 en la acción de la Liga del Cactus; entonces, no es que lanzadores se hayan ajustado al candidato a Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Su poder estará ahí; ahora que Abreu tiene un mejor entendimiento del rigor de una campaña de 162 partidos, además de la ayuda de un lineup mejorado.

"Para mí, el año pasado fue como que muchos pitchers prefirieron lanzarle alrededor de la zona en lugar de tirarle strikes", dijo el manager de los Medias Blancas, Robin Ventura, acerca de Abreu. "Si [el lineup] es suficientemente peligroso, el muchacho va a ver pitcheos francos. El poder lo tiene. Sólo que quizás no tuvo la oportunidad de ver los pitcheos que necesitaba para poder volarse la barda".

"No estoy preocupado", afirmó Abreu. "¿No sé si me considero a mí mismo un buen bateador de no ser por los jonrones? Sólo conecta la bola y la bola saldrá hacia algún lugar en el terreno. Sólo trato de ser yo mismo en la jaula de bateo y eso es todo".