Rojos tienen ojos en el primer lugar

Rojos tienen ojos en el primer lugar

Después de reunirse en el juego del comodín del 2013 de la Liga Nacional, los Piratas y Rojos aparentemente fueron en direcciones opuestas.

Los Piratas regresaron a la postemporada en octubre pasado. Y este año son grandes las expectativas en la ciudad pirata. Se han convertido en una selección popular entre los analistas, siendo elogiados por su gran talento de Grandes Ligas y la fuerza de la organización.

Los Rojos, por su parte, cayeron a un cuarto lugar en la División Central. Las expectativas externas son considerablemente más bajas. Los Cardenales, Piratas y los mejorados Cachorros lucen como el centro de atención de la división. Como resultado, los Rojos lucen desapercibidos a pesar de haber ganado más de 90 juegos en tres de las últimas cinco temporadas.

Pero los Rojos se enfrentarán a sus rivales de sección en el día de apertura con una creencia compartida de que un título de la División Central está a su alcance.

El zurdo de los Piratas, Francisco Liriano, tomará el montículo frente al lanzador derecho dominicano de los Rojos, Johnny Cueto, en el Great American Ball Park el lunes con el primer lanzamiento programado para las 4:10 hora del Este.

Es un sentimiento comprensible, aunque la palabra "si" con frecuencia son factores en la ecuación de los Rojos. Si su alineación se mantiene saludable e intacta, es lo más importante. Y si sus tres mejores abridores - Cueto, Homer Bailey y Mike Leake - podrán cargar al resto del personal. En otras palabras, no podrá haber mucho margen de error en Cincinnati en la que podría ser la división más competitiva del béisbol.

Tampoco lo podrán hacer los Piratas. Después de su eliminación ante los eventuales campeones Gigantes de la Serie Mundial, una opción al comodín de la Liga Nacional ya no es suficiente. Los Piratas quieren desafiar a los Cardenales por la corona de la División Central.

Tienen las piezas en su lugar, comenzado con Andrew McCutchen. Este es la pieza importante, tanto en la alineación como en la parte defensiva, siendo un coprotagonista junto a los jardineros Starling Marte y Gregorio Polanco. La plantilla de los Piratas tiene profundidad, tal como ha sido en los últimos años.

La pregunta en Pittsburgh ya no es si los Piratas pueden tener una temporada ganadora. Esos días han quedado atrás. Las expectativas de éxito para ellos es saber si están listos para vivir y lidiar con esa situación.