Otra postemporada luce muy posible para los Cardenales

Otra postemporada luce muy posible para los Cardenales

Ningún otro equipo en Grandes Ligas ha conseguido más victorias de postemporada que los Cardenales de San Luis en lo que va de este milenio: 64.

Se clasifican a la postemporada casi que por inercia, 11 veces en los últimos 15 años. Se coronaron monarcas de la Serie Mundial en 2006 y 2011. También han estado presente en las últimas cuatro series de campeonato de la Liga Nacional.

Semejante clase de éxito sostenido se debe esencialmente al "Cardinal Way", su método de formar a sus propios peloteros y retenerlos. Dos tercios del roster de postemporada el año pasado estaba conformado por jugadores que firmaron su primer contrato con los Cardenales, gente como Yadier Molina y Adam Wainwright. También usan con maestría los análisis estadísticos para exprimir el máximo posible a su nómina año tras año.

Otra clave fundamental ha sido su pitcheo abridor. Y para repetir como campeones en la División Central este 2015, dependerán en gran medida de la efectividad de su rotación, en particular del brazo derecho de Michael Wacha.

La temporada 2014 de los Cardenales terminó con un lanzamiento de Wacha que Travis Ishikawa depositó en las gradas del bosque derecho en San Francisco, sentenciando la serie de campeonato tras cinco juegos.

Wacha era el último recurso en el bullpen del manager Mike Matheny debido a las dolencias que mermaron su rendimiento en la segunda parte de la temporada.

Fue un octubre distinto para Wacha, uno amargo. En 2013, poco después de debutar en las mayores, el derecho se consagró como el Jugador Más Valioso de la serie de campeonato de ese año.

------

CUIDANDO A SUS ASES:

Seis meses después de la derrota ante los Gigantes, San Luis prende velas por recuperar el Wacha de 2013 al tenerlo anotado junto al as Wainwright para liderar su rotación.

"Quiero volver a ser el lanzador con quien confiaban", afirmó Wacha, quien tuvo foja de 5-6 con 3.20 de efectividad en 10 aperturas el año pasado.

Los Cardenales deben tener cuidado con la carga de Wainwright. Desde que reapareció en 2012 tras una cirugía reconstructiva del codo, el derecho de 33 años ha sido el pitcher con más innings lanzados, incluyendo la postemporada.

Wainwright viene de una campaña en la que registró efectividad de 2.38 en 227 innings, la más baja de su carrera. Pero debió someterse a un tratamiento en el codo en el otoño y acusó molestias en un músculo abdominal al inicio de la pretemporada.

------

LO QUE DEBE SALIR BIEN:

La ofensiva de los Cardenales pareciera que funciona como un péndulo. En 2013 fueron una máquina trituradora al encontrar hombres en posición de anotar, bateando para .330 en esa circunstancia. Pero ese promedio se desplomó en 2014 a .254, además de quedar 23ros en la Nacional en carreras anotadas y penúltimos en las mayores con sus 105 jonrones.

Resulta increíble que pudieron salir campeones de su división pese a diversos contratiempos, sobresaliendo que su receptor Molina se perdió siete semanas por una lesión en el dedo pulgar, además de los flojos comienzos al bate de su tercera base Matt Carpenter, el torpedero Jhonny Peralta y el jardinero izquierdo Matt Holliday.

También fueron sacudidos por la trágica muerte del prospecto dominicano Oscar Taveras, quien se perfilaba para asumir la titularidad del bosque derecho en 2015. Poco después de la derrota ante los Gigantes en la postemporada, Taveras se mató junto a su novia al estrellar su auto en su país natal.

El gerente general John Mozeliak se movió para buscar un reemplazo en el bosque derecho y pactó un canje con los Bravos en el que se desprendió de los lanzadores Shelby Miller y Jordan Walden por Jason Heyward, agente libre al final de 2015.

Heyward viene de conectar 11 jonrones en Atlanta, donde lo emplearon como primero en el orden ofensivo. Heyward, un excelente defensor, sacudió 27 cuadrangulares en 2012. En San Luis, será el segundo al bate, entre Carpenter y Holliday.

Más abajo cuenta con Molina, Peralta (21 jonrones y 71 remolcadas), el primera base Matt Adams (el zurdo que le pegó un jonrón a Clayton Kershaw en los playoffs), el jardinero central Jon Jay (.372 de embasado) y Wong. La banca es profunda con la adición de Mark Reynolds (20 o más jonrones en cada una de las últimas siete temporadas) como su principal bateador emergente y sustituto de Adams.

Trevor Rosenthal (45 rescates en 51 oportunidades) es el cerrador de un bullpen en el que Walden sustituye a Pat Neshek como el principal preparador de mesa.

--------

EL PEOR ESCENARIO:

Idolatrado por los lanzadores, Molina sigue siendo uno de los peloteros más valiosos de las mayores. Pero el puertorriqueño va rumbo a los 33 años y su aporte ofensivo mostró indicios de declive. Su slugging fue de .501 en 2012, bajó a .477 en 2013 y cayó a .386 el año pasado.

El recelo por el diagnóstico de salud en rotación persistirá todo el año. El dominicano Carlos Martínez se ganó el puesto de quinto abridor, luego que el zurdo mexicano Jaime García sufrió una recaída en el hombro.

Por ahora, respiran aliviados luego que Wacha, Wainwright y Lance Lynn terminaron la pretemporada sin reportar nuevos problemas. El zurdo Macro Gonzales, su primera selección en el draft de 2013, arrancará en el bullpen, pero fácilmente podrá ser insertado en caso que algunos de sus integrantes causen baja.