White Sox esperan un gran aporte de Avisaíl en el 2015

White Sox esperan un gran aporte de Avisaíl en el 2015

GLENDALE, Arizona - El jardinero venezolano Avisaíl García ha sido catalogado como un pelotero de cinco herramientas por muchos miembros de la organización de los Medias Blancas. Pero su sexta herramienta - la perseverancia- se hizo notar en el 2014 y debería beneficiarle a García aun más este año.

García sufrió un desgarre en el labrum de su hombro izquierdo el pasado 9 de abril mientras trataba de atrapar un batazo de D.J. LeMahieu en el jardín derecho en Colorado. El diagnóstico fue una operación que le haría perder el resto de la campaña, pero en una conversación que tuvo con MLB.com tan pronto como en junio, García no estaba de acuerdo con esa conclusión.

Su regreso llegó el 16 de agosto, y el venezolano alcanzó a obtener 190 turnos al bate antes de acabar la temporada. Con otras 142 presentaciones en el plato más durante la pelota invernal en su natal Venezuela, una temporada que se veía perdida resultó de mucho provecho.

"Si lo ves de esa manera, la verdad no estuvo nada mal", destacó García. "Eso es lo mejor que los preparadores físicos y los Medias Blancas pudieron hacer, y el trabajo duro de mi parte. Obtuve más turnos al bate y más experiencia".

Su lucha por tratar de ganarse un puesto de regreso en el equipo también pareció darle a García una nueva perspectiva y una energía renovada. Haber perdido entre 10 y 15 libras de peso durante el invierno abrió paso a esa energía, aspecto que ha sido bien notorio al momento de correr las bases y en los jardines durante estos entrenamientos primaverales.

El canje entre tres equipos justo en la fecha límite de cambios del 31 de julio del 2013 que envió a García a los Medias Blancas, Jake Peavy a Boston y al cubano José Iglesias a Detroit fue el comienzo de un programa de reestructuración del gerente general Rick Hahn. Ahora la gente ve a estos renovados Medias Blancas de cara a la temporada del 2015 y señalan a García como el componente clave de su ataque ofensivo, bateando detrás del cañonero cubano José Abreu y el toletero zurdo Adam LaRoche, y aportando balance a los jardines junto a Adam Eaton y el dominicano Melky Cabrera.

Pero no todos ven a García teniendo éxito esta temporada. FanGraphs tiene al trío compuesto por García, J.B. Shuck y el dominicano Emilio Bonifacio en el penúltimo lugar en sus clasificaciones de poder en la posición de jardinero derecho de todo el béisbol en 2015. El vice presidente ejecutivo de los Medias Blancas, Ken Williams, respetuosamente divisa un panorama diferente.

"No hay razón para no estar emocionado. Estamos hablando acerca de un muchacho con una imponente presencia física", elogió Williams. "Puede guiar la bola hacia la banda contraria para un hit, conectar un cañonazo de 450 pies, y también robarse una base. Aun con el físico que posee, puede correr de primera a tercera, además de jugar una buena defensa.

"Juega con algo de euforia y alegría. Es un individuo de calidad. Con todo el respeto para estas personas a quienes les gusta 'meter su cuchara' en ciertas cosas, no coincido con su forma de pensar".

FanGraphs admite que García todavía es lo suficientemente joven para tratar de convertirse en una estrella, aun cuando su perfil de producción no coincide con esa predicción. García cumplirá 24 años de edad hasta el 12 de junio, y la gente olvida que jugó en una Serie Mundial con los Tigres después de haber tenido solamente 51 turnos al bate. El oriundo de Anzoátegui ha comenzado a mostrar mayor paciencia en el plato, dando a pensar que está madurando como pelotero.

Su bien todavía está lejos de convertirse en una estrella en la Liga Americana, la dedicación de García desde que sufrió la lesión, y su talento en general, deberían convertirlo en un jugador clave para las aspiraciones de los Medias Blancas. Un jugador importante sí, pero no el salvador del equipo.

"Cada jugador en el lineup es importante. Cada uno de ellos debe aportar su granito de arena para ayudar al equipo a ganar", manifestó García. "Sólo tengo que seguir trabajando duro y hacer lo mejor que pueda en pro del equipo".

"Después de todas las expectativas y el buen ambiente que estamos viviendo ahora mismo, todavía tenemos que jugar", advirtió el piloto de los Medias Blancas, Robin Ventura. "Los muchachos tienen que saltar al terreno y producir, no dependemos de un solo jugador. Cada uno de los muchachos debe hacer su parte, y no tratar de hacer más o menos".