D-backs disfrutaron su participación en Hermosillo

D-backs disfrutaron su participación en Hermosillo

HERMOSILLO, México - Una mirada bien conocida se vio en la cara de Tony La Russa mientras el máximo ejecutivo de béisbol de los Diamondbacks jugaba un partido de exhibición contra los Rockies en Hermosillo el domingo.

"Me encanta la idea de competir", dijo La Russa, cuyo equipo perdió 11-10 ante Colorado en 10 entradas. "Eso es lo que realmente pone a latir el corazón. Normalmente, se trata de nosotros contra otro equipo, pero la verdad es que quiero que compitamos por la fieldad y el apoyo de los fanáticos en México".

La Russa impresionó a la fanaticada y la prensa local cuando hizo una rueda de prensa completamente en español. Mientras dejaba la sala de prensa vio al manager de los Rockies, Walt Weiss, a quien dirigió varios años en los Atléticos.

"Tendrás que hacerlo en español", le dijo La Russa a Weiss.

"Ya lo sé", contestó Weiss con una sonrisa. "Veo que pusiste un buen estándar".

El domingo marcó la décima ocasión que los Diamondbacks han jugado un partido en Hermosillo. Para el equipo de Arizona, es una segunda casa.

"Lo importante es que los jugadores agoten sus turnos y jueguen, pero el panorama general para nosotros como organización que nos vean aquí", dijo el manager de los Diamondbacks, Chip Hale. "Esta es nuestra área. Somos Arizona, así que sentimos que Sonora y Hermosillo deben ser importantes para nosotros. Queremos que sean fanáticos de los Diamondbacks.

"Nos encanta estar aquí", continuó el piloto. "Sabemos que tenemos buena relación aquí y queremos que eso siga. Esperamos ser el equipo predilecto de Grandes Ligas en Hermosillo".

Los Diamondbacks y los Rockies escenificaron su juego en el Estadio Sonora, con capacidad de unos 16,000 espectadores.

El estadio fue construido hace poco más de dos años. La comunidad local siempre señala que es el más bonito de México.

"Es como el Salt River Fields, pero a lo mexicano", dijo Hale al referirse a las instalaciones primaverales de los Diamondbacks y los Rockies.

Después de practicar en el cuadro interior, el primera base de Arizona, Paul Goldschmidt, quedó impresionado con la condición del terreno.

"El estadio es bien bonito", dijo el inicialista. "Hicieron un gran trabajo. El terreno se ve muy bien".

Hubo un buen público para el juego, con un aire festivo y música entre lanzamientos.

"Es divertido", dijo Goldschmidt sobre la experiencia. "Cuando llegamos, veíamos jerseys de los Diamondbacks , así que fue emocionante.

"Es bueno para nosotros hacer algo un poco diferente durante los entrenamientos", continuó. "Y es bonito jugar en un lugar donde los fans no tienen muchas oportunidades de ver juegos de Grandes Ligas. Ser parte de eso es muy divertido".