Chirinos y Corporán han forjado una buena relación

Chirinos y Corporán han forjado una buena relación

GOODYEAR, Arizona - Cuando los Rangers adquirieron al receptor Carlos Corporán el 21 de enero, uno de los primeros mensajes de texto que recibió el puertorriqueño fue del venezolano Robinson Chirinos.

"Sólo le estaba dando la bienvenida al equipo", dijo Chirinos.

En ese momento todavía no se conocían, pero eso ha cambiado rápidamente durante la pretemporada de los Rangers en Arizona. Un lazo muy cercano se ha formado entre ambos peloteros, quienes están programados para compartir labores detrás del plato de los Rangers esta campaña.

Sin embargo, no hay controversia en la receptoría en los campos de entrenamientos de los Rangers. Chirinos es el titular, Corporán es su reserva y el veterano Chris Giménez está ahí para aportar profundidad y versatilidad. Los aclamados prospectos, el colombiano Jorge Alfaro y el venezolano Tomás Telis, podrían representar el futuro, pero ahora mismo el trabajo es de Chirinos y Corporán, y ambos han asumido el reto juntos.

"Obviamente, Chirinos es nuestro principal cátcher", indicó el manager de Texas, Jeff Banister. "Corporán ya ha sido titular y también reserva en su carrera. Entiende su rol y sabe cómo prepararse para ser efectivo. Queremos darle a Chirinos un día de descanso y a la vez utilizar a Corporán para que se mantenga en ritmo".

Corporán dijo que el gesto que recibió de Chirinos al darle la bienvenida a los Rangers marcó la diferencia para ayudarlo a asimilar el canje.

"La relación ha sido perfecta; hay una gran comunicación para compartir la información", destacó Corporán. "Siempre estamos hablando. Tenemos una gran relación. El hecho de que hablamos el mismo idioma nos ayuda bastante a forjar una relación.

"Conozco mi rol", continuó el boricua. "Mi trabajo es ayudar a mi equipo a ganar de la manera que sea. Estoy orgulloso de quien soy. Puedo aportar mucho al equipo en este rol. Cuando Chirinos necesite un día de descanso, estaré listo. Estoy orgulloso de ser su reserva. Ambos hemos recorrido bastante para llegar aquí".

Eso es verdad. Chirinos tiene apenas 30 años de edad pero ésta será su 15ta temporada como profesional. El oriundo de Punto Fijo tenía 16 años cuando firmó por primera vez con los Cachorros en Venezuela. Por su parte, Corporán fue seleccionado en la 12da ronda del draft por los Cerveceros en el 2003 y se encuentra en su 13ra campaña.

Chirinos ha visto acción en 1,026 juegos de ligas menores, la mayor cantidad en el equipo de Texas, y el 2014 fue su primer año completo en las Mayores. Corporán ha jugado en 682 encuentros de liga menor y sólo ha tenido dos campañas completas en Grandes Ligas. Ambos comenzaron sus carreras como infielders, una tendencia cada vez mayor en el béisbol. Ambos son individuos agradables y respetuosos en todo sentido.

Con todas esas cualidades, es fácil entender la excelente relación que ahora tienen.

"Todo ha salido perfecto con él", señaló Chirinos. "Trabaja duro y es un gran compañero. Sabemos que nuestro trabajo es guiar a nuestros lanzadores en cada juego. "Él está consciente de ello y está asumiendo la responsabilidad para ayudar a prepararlos".

Entonces, a Chirinos no le preocupa mucho que Corporan trate de quitarle el puesto.

"Muchos desean mi trabajo", aseguró Chirinos. "Le agradezco a Dios cada vez que me pongo el uniforme y hago lo que tengo que hacer. No puedo preocuparme por eso, sobre todo cuando tienes un compañero como él que siempre quiere lo mejor para ti".