Peligra Bassitt en la rotación de los Atléticos

Peligra Bassitt en la rotación de los Atléticos

GOODYEAR, Arizona - El inicialista Carlos Santana se fue para la calle por tercera ocasión en la primavera, al tiempo que el derecho Zach McAllister realizó un gran esfuerzo desde el montículo, permitiendo que los Indios de Cleveland se alzaran con la victoria 8-3 sobre los Atléticos de Oakland como parte de la acción de la Liga del Cactus en partido celebrado en el Estadio Goodyear de esta ciudad.

El derecho de los Atléticos, Chris Bassitt inició el encuentro en la lucha por un espacio en la rotación del conjunto, pero se metió en problemas en la misma primera entrada al llenar las almohadillas, lo que provocó a su vez que los Indios sumaran tres carreras. Más tarde Santana ayudó a que Cleveland se despegara con un bambinazo de dos carreras en el tercer giro.

Los Atléticos marcaron una carrera en la cuarta, cuando Santana no pudo mantener un tiro de relevo en la primera base en una potencial doble matanza. El error, que marcó el segundo de Cleveland en el choque, abrió la puerta para que Billy Butler anotara desde segunda base.

McAllister continuó su avance para un puesto en la rotación de su equipo, al producir cuatro sólidas entradas en una corta labor para la tribu. El espigado derecho abanicó a cuatro bateadores y caminó a dos, sumando 15 ponchetes en cuatro salidas en las 14 entradas en que ha visto acción en la Liga del Cactus.

De hecho la única carrera que permitió en el encuentro fue inmerecida. Terminó su actuación del día registrando su cuarto ponchete al abanicar a Mark Canha cerrando el cuarto episodio.

Por el contrario Bassitt, quien se encuentra rezagado en la competencia por un espacio en la rotación de Oakland, lució errático al permitir cinco anotaciones y siete inatrapables en 4⅓ entradas trabajadas. En un total de 12⅓ de entradas de labor en lo que va de la Liga del Cactus esta primavera, ha permitido 12 carreras y 17 incogibles.

El antesalista Lonnie Chisenhall conectó un doblete de par de carreras en el primer acto, lo que significó su sexto en sus últimos siete desafíos. Chisenhall, quien terminó la tanda de 3-3, ha encontrado su ritmo con el bate y su promedio es de .476 al conectar la esféride para 21-10 en los más recientes ocho encuentros de la Liga del Cactus.