Giomar estuvo afilado en el duelo ante Detroit

VIERA, Fla. -- En lo que fue un duelo entre pitchers estelares, el zurdo de los Nacionales de Washington Giomar González estuvo muy afilado con sus envíos, dejando a la ofensiva de los Tigres de Detroit en dos imparables, con un boleto concedido y cinco abanicados en cuatro capítulos, en un partido que finalizó igualado sin carreras.

González parece estar finalmente sano luego de batallar con varias lesiones en las dos últimas campañas. El serpentinero lleva un ritmo alentador, luego de dos salidas sobresalientes. "Estoy myu emocionado con todo esto, pero lo que me tiene más alegre es la manera como me siento de mi brazo. Lo siento fantástico y eso me tiene muy contento", dijo después de esta apertura.

Después de González, otros cinco escopeteros se encargaron de contener la ofensiva de los Tigres, que apenas pudieron disparar cinco imparables en total, con nueve ponches y un boleto