Pérez va por otro año sólido en bullpen de D-backs

Pérez va por otro año sólido en bullpen de D-backs

SCOTTSDALE, Arizona - Oliver Pérez camina relajado por el clubhouse de los D-backs en el Salt River Fields.

Y no es para menos.

El lanzador mexicano, quien viene de tener un gran año como especialista zurdo en el bullpen de Arizona, se reportó listo para volver a cumplir en su segunda temporada con los D-backs.

"La clave el año pasado fue que pude mantenerme saludable y supe administrarme durante toda la temporada", dijo el oriundo de Culiacán, Sinaloa, previo al partido que los D-backs sostuvieron recientemente ante los Rockies en el Salt River Fields. "Este año trataré de hacer lo mismo, trabajar duro día a día para tener buenos resultados y ayudar a mi equipo".

Por tercera vez en su carrera, Pérez terminó el 2014 con un promedio de efectividad por debajo de 3.00 (2.91), pero lo más destacable es que logró un índice de ponches por cada base por bolas de 3 a 1 (76 K y 24 BB) en 68 juegos y 58.2 entradas lanzadas.

El descontrol fue uno de los principales problemas que el mexicano enfrentó cuando era abridor con los Mets de Nueva York, pero en su faceta de relevista con los Marineros de Seattle y ahora con los D-backs ese ya no ha sido un problema.

"Cuando eres abridor te administras un poco más y tienes más chance de tirar alrededor de la zona de strike, pero como relevista tienes que llegar agresivo y tratar de tirar strikes, en mi caso me ajusté rápido al rol de relevista y a eso le atribuyo la mejoría en mi control", manifestó Pérez.

Hace cuatro años, era difícil imaginar que para estos tiempos Pérez sería un lanzador establecido en un equipo de Ligas Mayores. Después de dos temporadas para el olvido con los Mets en el 2009 y el 2010, el zurdo se pasó todo el 2011 en liga menor de los Nacionales, sin recibir la llamada para subir al equipo grande de Washington.

Pero con persistencia tanto en Estados Unidos como en México durante el invierno, Pérez pudo reinventar su carrera como relevista a partir del 2012 en el sistema de los Marineros de Seattle. Desde entonces, Pérez ha sido un relevista zurdo confiable con los Marineros y desde el año pasado con los D-backs.

"Hubo gente que confió en mí y me ayudó a salir adelante como relevista", explicó el espigado zurdo, quien registró más de 10 ponches por cada nueve innings en el 2014, con WAR de 1.1 -el mejor del cuerpo monticular de los D-backs.

En tres presentaciones esta primavera, Pérez no ha permitido carrera en tres entradas lanzadas, además de recetar tres ponches.

Los entrenamientos primaverales de este año lucen bien distintos para los D-backs. Por primera vez en cinco años, no serán dirigidos por Kirk Gibson, quien fue sustituido como manager del equipo por Chip Hale.

El 2015 también representa el primer año completo de Tony La Russa como máximo jefe de operaciones de béisbol de los D-backs, al igual que su gerente general Dave Stewart.

¿Qué clase de ambiente ha percibido Pérez en el clubhouse esta primavera?

"El nuevo cuerpo de coaches es muy bueno, y la nueva directiva ni se diga, prácticamente tenemos a un libro en la mente de cada uno de ellos, miembros del Salón de la Fama, títulos de bateo, ganadores del Cy Young. Esta es una nueva mentalidad y creo que hay que aprovechar a cada uno de ellos, tratar de aprender de ellos", declaró Pérez acerca de la nueva directiva de los D-backs.

En cuanto a las aspiraciones del equipo para el 2015, Oliver concluyó: "Tenemos a muchos jóvenes que vienen con el deseo de ganar, los veteranos aquí también tenemos hambre de un anillo, esta ciudad tiene ganas de otro campeonato y yo diría que es cuestión de nosotros, de tratar de mantenernos unidos y dar el máximo para poder llegar al siguiente nivel".