Kris Bryant ha impresionado en todos los sentidos

Kris Bryant ha impresionado en todos los sentidos

PEORIA, Arizona - Estos entrenamientos parecen haber validado todo lo que sabíamos del joven tercera base de los Cachorros, Kris Bryant. Eso es que el prospecto va rumbo a convertirse en el próximo gran pelotero de Grandes Ligas.

"Es casi cómico ver algunas de las cosas que ha hecho", dijo el lanzador de Chicago, Jake Arrieta. "Es como un juego de video. Eleva la bola y es tan fuerte. Parece que da elevaditos de 450 pies y nunca bajan".

Cuando los scouts hablan de un sonido particular cuando la bola sale del bate de algunos jugadores, se refieren a peloteros como Bryant. Es un sonido imposible de describir, pero los hombres del béisbol lo conocen cuando lo escuchan. Eso ayuda a definir a los jugadores especiales.

"Hay muchos con capacidades de superestrella", dijo el coach de bateo de los Cachorros, John Mallee. "Él cae en esa categoría. Tiene tremenda velocidad con el bate, brazos largos y mucha fuerza. Además, es muy consistente".

Desde el momento en que los Cachorros eligieron a Bryant, ahora con 23 años, con la segunda selección del draft del 2013, el joven se ha proyectado como piedra angular de Chicago para el futuro. Sin embargo, son más frecuentes los casos de jóvenes que no alcanzan esa clase de potencial.

Cuando se trata de Bryant, él lleva un ritmo para ser lo que se le proyectaba. Ahora es el prospecto número 2 del béisbol, según MLB.com. Cuando dio 43 jonrones entre dos niveles de las menores en el 2014-su primera temporada completa-preparó el escenario para un 2015 en el que no sólo Bryant, sino la organización de los Cachorros parecen estar a punto de alcanzar grandes alturas.

Desde el momento en que Theo Epstein tomó las riendas como presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros en octubre del 2011, dirigió a Chicago hacia un sendero de éxitos sostenidos. Epstein ha adquirido a tantos peloteros talentosos que es imposible saber lo buenos que serán los Cachorros en el 2015. Ninguna franquicia tiene un futuro más brillante.

Hay jugadores talentosos por todo el roster del equipo. Hubo una firma de alto perfil durante este invierno (el lanzador Jon Lester). Y, quizás lo más importante, fue contratado uno de los mejores managers de Grandes Ligas, Joe Maddon, quien es mejor que casi cualquiera a la hora de ayudar a los peloteros jóvenes a desarrollarse y ponerlos en posición de triunfar.

¿Y Bryant? Durante esta primavera, ha dicho presente con un cuadrangular contundente tras otro. Encabeza las Grandes Ligas con seis bambinazos en la pretemporada y batea .450. Ha descansado de vez en cuando por dolores en un hombro, pero no sería sorpresa verlo como Novato del Año en la Liga Nacional.

"Me siento mucho más cómodo en estos entrenamientos", dijo Bryant. "Los muchachos que trajimos me han hecho sentir bienvenido. Es una buena situación si tienes mi edad y estás tratando de establecerte en Grandes Ligas. Todo el mundo me ha tratado bien y soy afortunado de contar con ellos como compañeros".

Bryant ha jugado tan bien que los Cachorros podrían enfrentar una decisión difícil al final de los entrenamientos. Si se pasa los primeros 12 días de la temporada en liga menor, su agencia libre sería retrasado por un año. Es decir, el equipo tendría control contractual sobre él durante siete años en vez de seis.

Dado en enfoque de Epstein en el panorama general, parece probable que se retrase el debut de Bryant en Grandes Ligas en temporada regular. Pero el antesalista parece estar encaminado a cosas grandes, sea cuando sea su llegada a las Mayores.

Cuando la gerencia de los Cachorros habla de él, no se menciona su poder ni velocidad con el bate, sino su ética de trabajo, su actitud y su forma general de manejarse. A veces, parece ser demasiado bueno para ser de verdad. En otras palabras, es un jugador que parece pocas veces en una generación y que puede ser la cara de una franquicia durante muchos años.

"Cuando lo ves batear, te emocionas", dijo Maddon. "Cuando hablas con él, te emocionas más. Habla de manera discreta. Sus declaraciones son a través de su juego. No habla mucho, pero tiene confianza. Tiene mucha confianza.

"No va a decir que no sea bueno. Sabe que es bueno. Pero lo hace de la manera correcta".

Los compañeros de Bryant han visto mucho de eso.

"Sabe que es bueno, pero no es arrogante", dijo el primera base de los Cachorros, Anthony Rizzo. "Es un gran muchacho. Eso es importante. Fue el mejor jugador en liga menor; a veces un muchacho así puede ser más arrogante. Pero él tiene una actitud más callada".

El nuevo coach de bateo de los Cachorrs, John Mallee, trabajó con el venezolano Miguel Cabrera, su compatriota José Altuve y Giancarlo Stanton durante sus estadías con los Marlins y los Astros. Con Bryant, el instructor ve algunas similitudes.

"Es la forma en que se maneja y lo profesional que es", dijo Mallee. "Es el mismo muchacho cuando se poncha o cuando da jonrón. No hay emociones y no hay miedo.

"Es muy maduro para su edad en cuanto a su forma de manejar diferentes situaciones. Es su capacidad de reaccionar. Se olvida (de un mal momento) y se prepara para el siguiente pitcheo".

Bryant ha manejado muy bien la atención sobre él. Parece estar sin cuidado en torno a sus éxitos y las especulaciones en torno a dónde empezará la campaña. Como dicen los Cachorros, es casi demasiado bueno para ser de verdad".

"Siempre me divierto", dijo Bryant. "Tenemos la oportunidad de ganarnos la vida jugando un juego. No es difícil salir con una sonrisa".