Vuelve Canó con Seattle tras la muerte de su abuelo

PEORIA, Arizona - Robinson Canó volvió a los entrenamientos de los Marineros y se reintegrará al equipo para su partido del sábado contra los Diamondbacks. El segunda base se había pasado cinco días en la República Dominicana luego de la muerte de su abuelo.

El seis veces convocado al Juego de Estrellas dijo que a su abuelo, Ovidio Canó, se le diagnosticó cáncer de los pulmones hace un año y que vio a Robinson Canó jugar en Grandes Ligas un juego en Boston. Además, Ovidio vio jugar a Robinson en la Liga Dominicana en enero en San Pedro de Macorís con las Estrellas Orientales.

Canó afirma que jugará este año con su abuelo en su mente.

"Siempre le encantaba ir a los juegos", dijo Canó. "Iba a Nueva York cada año a verme jugar. Cuando yo era niño, vivía en su casa porque mi papá jugaba (como pelotero profesional) ocho meses al año (en los Estados Unidos). Siempre iba a casa de mi abuelo. Siempre estaba con él".

La situación con su abuelo fue el motivo principal para que Canó jugara cinco partidos por las Estrellas en enero.

"Este invierno cuando hablé con él, me dijo, 'Me encantaría verte jugar este año y las Estrellas van a ganar'. Él no sabía lo mal que estaba, pero nosotros como familia sí sabíamos.

"Ahí es cuando hablé con (el GG de los Marineros) Jack (Zduriencik)", continuó Canó. (La gerencia) dijo que sí, por cinco juegos y (Ovidio) fue a cuatro de ellos. Estuve bien contento de verlo detrás del plato".