Escobar pone buenos argumentos en Minnesota

Escobar pone buenos argumentos en Minnesota

DUNEDIN, Florida -- Luego de una excelente campaña como novato y los deseos de Minnesota de enviarlo a su posición natural de torpedero, el dominicano Danny Santana permanece como el principal candidato para ser titular en dicha posición. Pero el infielder venezolano Eduardo Escobar le está dando a su compañero una fuerte competencia.

Escobar, quien vio acción la mayoría de la temporada pasada como campocorto, está haciendo que la decisión del equipo sea difícil con su desempeño en lo que va de los Entrenamientos de Primavera -- bateando de 12-5 con un cuadrangular y un doble en cuatro compromisos de la Liga de la Toronja. El pelotero mide apenas 5-10 con 170 libras de peso, pero tiene bastante poder para su estatura, tal como lo demostró con sus 35 dobletes en 133 encuentros el año pasado. El quisqueyano Jhnonny Peralta fue el único parador en corto de las Grandes Ligas en pegar más dobles que Escobar en el 2014.

"Está consciente de la situación y no le ha afectado para nada", expresó el dirigente de Minnesota, Paul Molitor. "Ha realizado unos buenos turnos al bate en el arranque de los entrenamientos. Es un hombre de baja estatura que puede pegarle fuerte a la pelota".

Santana, quien tuvo promedio de .319 con porcentaje de embasarse de .353, .472 de slugging y 20 bases robadas en 101 juegos en su primera temporada en la Gran Carpa, jugó principalmente en la pradera central para llenar el vacío que tenía el equipo. Pero en esta pretemporada ha visto acción exclusivamente como torpedero, y el club quiere que se establezca ahí.

Por eso, si Santana se gana el puesto como titular, Escobar surgiría como utility, lo que al menos le daría a la novena profundidad en el medio del cuadro interior y un sólido jugador en la banca.

En el 2014, su segunda campaña completa en Minnesota, Escobar tuvo promedio de .275 con porcentaje de embasarse de .315, .409 de slugging, seis jonrones y 37 carreras remolcadas. Escobar llegó a Minnesota en el 2012 como parte del canje que envió al dominicano Francisco Liriano a los Medias Blancas.