Marlins deberán demostrar que ahora van en serio

Marlins deberán demostrar que ahora van en serio

Hay 325 millones de razones para pensar que esta vez los Marlins quieren dar pelea.

Cuando una directiva acostumbrada a ahorrar dinero y a ocupar el fondo de la tabla le da a un pelotero un contrato de 325 millones de dólares, señal de que la cosa viene en serio.

Eso fue lo que hicieron los Marlins de Miami con Giancarlo Stanton, a quien amarraron hasta el 2027.

Es el contrato más grande del deporte profesional de Estados Unidos, una apuesta monumental a un toletero de 25 años de edad que ha disparado 154 jonrones en sus cinco primeras temporadas.

No solo eso: el dueño del equipo Jeffrey Loria accedió a algo nunca visto en Miami: ¡Stanton dispone del derecho de vetar canjes!

Estas concesiones van en contra de todo lo que predicaban los Marlins, donde nadie era intocable. Miguel Cabrera, Gary Sheffield, Hanley Ramírez, Kevin Brown... Todos fueron transferidos.

Y la nómina del equipo en 2014 fue de algo más de 52 millones de dólares, la más baja en las mayores.

El recuerdo de la campaña de 2012 --el año que inauguraron su estadio en la Pequeña Habana-- sigue fresco. Esa fue la última vez que gastaron en grande y todo terminó en un fiasco de 93 derrotas.

El mánager Ozzie Guillén fue despedido. Ramírez, José Reyes y Mark Buehrle, entre otros, fueron transferidos a otros equipos. Se agudizó el descontento de los fanáticos hacia Loria, y el mismo Stanton reaccionó enojado en su cuenta Twitter al enterarse del cambio de rumbo.

"Nuestro objetivo era hacer borrón y cuenta nueva", justificó Loria poco después de cerrar la extensión de contrato con el jardinero derecho en noviembre. "No fue algo popular, pero teníamos que hacerlo. Queríamos tener un proyecto a largo plazo, centrado en peloteros jóvenes que hagan toda su carrera con nosotros".

------

¿SE PUEDE CREERLE A LOS MARLINS?
El cinismo que rodea a los Marlins no se puede despejar tan fácilmente.

Trascendió que los principales desembolsos del nuevo contrato de Stanton fueron pautados para los últimos años. Apenas cobrará 6,5 millones en 2015, su mismo salario del año pasado. No será hasta 2023 cuando devengará el mayor monto, 32 millones. También puede rescindirlo en los últimos seis años, en los que el compromiso garantizado es de 218 millones.

La idea era asegurarse los servicios de Stanton por unos cuantos años, ya que le tocaba la agencia libre en 2016. De momento, tienen margen de maniobra para invertir en apuntalar el resto de la nómina, sobre todo para atar a una gama de talento joven.

Entre ellos están los también jardineros Marcell Ozuna (24 años) y Christian Yelich (23); el torpedero Adeiny Hechavarría (25) y los pitchers abridores José Fernández (22) y Henderson Álvarez (24).

También remendaron tres cuartas partes del cuadro interior al obtener mediante canjes al tercera base Martín Prado y al intermedista Dee Gordon y en la agencia libre al inicialista Michael Morse. Ichiro Suzuki, con 40 años persiguiendo los 156 hits que le faltan para llegar a los 3.000 en las mayores, llega como el cuarto jardinero.

La rotación incorpora a Mat Latos y Dan Haren, dos veteranos derechos que fueron adquiridos mediante respectivos cambios con los Rojos y Dodgers.

Los Marlins llevan 12 años sin clasificarse a los playoffs, desde que sorprendieron a los Yanquis en la Serie Mundial de 2003.

"No puedes estar siempre diciendo, `este es el año, vamos a ganar este año'", señaló Stanton. "Ya estoy harto de escuchar eso. Todo el mundo está harto de eso. Hay que hacer algo al respecto".

------

LO QUE DEBE SALIR BIEN:
Para que las intenciones de Stanton se concreten en realidad, mucho dependerá del desempeño de la rotación. No podrán contar con su as Fernández hasta mitad de campaña mientras se recupera de una cirugía reconstructiva de ligamentos del codo. El Novato del Año en 2013 apenas pudo realizar ocho aperturas la pasada campaña.

En su segunda campaña con el mánager Mike Redmond, los Marlins tuvieron foja de 77-85 en 2014, rompiendo una seguidilla de tres años en el último lugar del Este de la Liga Nacional.

El médico de Hernández puso al 17 de julio como fecha tentativa para su retorno. Ese el día que se reanuda la campaña tras la pausa por el Juego de Estrellas.

"Tenemos un equipo con la calidad para estar en los playoffs", dijo el derecho cubano. "Voy a disfrutar unirme al equipo cuando estemos primeros cuando llegue el Juego de Estrellas".

Cuando perdieron a Hernández, el venezolano Álvarez salió al frente, lanzó como un as y obtuvo una convocatoria al Juego de Estrellas. Cerró la campaña con efectividad de 2.24 en sus últimas 21 aperturas. Tom Koehler también se destacó al cubrir 191 innings. Y Jarred Cosart registró efectividad de 2.30 en 10 aperturas tras llegar en un canje el 31 de junio procedente de los Astros.

Recibieron una buena noticia cuando Haren aceptó lanzar con el equipo luego de contemplar retirarse tras ser transferido por los Dodgers. Con 34 años, Haren ha cumplido con por lo menos 30 aperturas en las últimas 10 campañas, la segunda racha activa más larga en las mayores, por detrás de las 14 de Buehrle.

Steve Cishek apunta a convertirse en el primer cerrador en la historia de la franquicia que alcanza los 30 rescates en tres campañas sucesivas.

------

EL PEOR ESCENARIO:
La campaña de 2014 de Stanton llegó a su fin el 11 de septiembre al ser golpeado en el rostro por un lanzamiento. Acabó en el hospital, con múltiples fracturas faciales y dientes rotos. Pese a perderse los últimos 17 juegos, terminó como líder de jonrones en la Liga Nacional con 37 y fue el segundo más votado para el Jugador Más Valioso.

Siempre queda el temor sobre si un bateador queda traumatizado al presentarse a la caja. Stanton usará una máscara protectora y los Marlins no creen que su astro tendrá dificultades para seguir su voracidad jonronera.

Luego de ganar la Serie Mundial con los Medias Rojas en 2013, el receptor Jarrod Saltalamacchia firmó por tres como agente libre y los resultados fueron negativos al liderar las mayores con 15 errores y un magro slugging de .362.