¿Podrán los Astros dar la sorpresa esta temporada?

¿Podrán los Astros dar la sorpresa esta temporada?

Jim Crane compró la franquicia de los Astros de Houston en 2011. Desde entonces, su discurso siempre giró en torno a la remodelación del equipo y a la espera de que los prospectos maduren.

La retórica de Crane ha cambiado de tono. Las metas son intrépidas en 2015.

"El objetivo es meterse en los playoffs", proclamó Crane cuando los Astros iniciaron su pretemporada. "Me parece posible. Son muchas las cosas que nos tienen que salir bien. Hay que cuidarse de las lesiones, pero tenemos el talento".

Todo esto suena demasiado exuberante. Después de todo, este es un equipo que entre 2011-13 enhebró tres campañas seguidas con más de 100 derrotas, y que desde 2008 no completa una temporada con un saldo positivo.

Los Astros ganaron 70 juegos en 2014, un repunte de 19 victorias en la División Oeste de la Liga Americana. Se irradia un optimismo de que, si se mantiene una línea ascendente, entreverarse en la lucha por los playoffs no es descabellado.

Año tras año, durante la última década en las mayores, siempre emerge un tapado, un equipo que el año anterior estuvo por debajo del porcentaje de .500 y luego avanza a un postemporada.

Dos lo hicieron el año pasado. Uno de ellos fueron los Gigantes de San Francisco, que se consagraron campeones de la Serie Mundial tras sumar 76 triunfos en la campaña previas. Equipos con peores registros que el de los Astros en 2014 han hecho ruido en octubre, como fue el caso de los Orioles, que pasaron de 69 victorias a 93 en 2012.

------

UN EQUIPO EN ALZA:

"No estamos pensando en números (de victorias), pero no hay duda que vamos a mejorar", dijo José Altuve, el segunda base venezolano que el año pasado se convirtió en el primer campeón de bateo de la franquicia tras una temporada en la que también lideró la Liga Americana con 225 hits y 56 robos. "Tenemos mejor defensa, tenemos más poder en la alineación. Todos estamos entusiasmados por salir a jugar y demostrar que somos un equipo diferente, un equipo que ha mejorado mucho".

Altuve lidera un núcleo que incluye al toletero Chris Carter (37 jonrones), una estrella naciente en George Springer y una rotación encabezada por el zurdo Dallas Keuchel (2.93 de efectividad).

Y aún faltan por desembarcar en el equipo grande el torpedero puertorriqueño Carlos Correa y el lanzador Mark Appel, las primeras selecciones del draft en 2012 y 2013, respectivamente.

En cuanto a refuerzos, el gerente Jeff Luhnow apuró adquisiciones en varios de los puntos débiles y trabajó en armar un roster más flexible para el nuevo mánager A.J. Hinch, el cuarto a tiempo completo del equipo desde 2009.

Hinch reemplaza a Bo Porter, despedido al final de la pasada campaña tras apenas dos temporadas, debido a que no se llevaba bien con Luhnow.

Cuartos en las mayores con sus 163 jonrones la pasada temporada, se añadió más poder al obtener a Evan Gattis en un canje y el fichaje del agente libre Colby Rasmus. Los dos jardineros se combinaron para conectar 40 jonrones en 2014.

Trajeron de vuelta al torpedero Jed Lowrie, quien jugó en Houston en 2012. Buen defensor, Lowrie promedió 62 carreras impulsadas los últimos dos años con Oakland.

------

LO QUE DEBE SALIR BIEN:

A sus 24 años y atado a un módico contrato de 12,5 millones de dólares que expira en 2017, Altuve puede presumir de ser el bateador más consistente del momento. También encabezó las mayores con 47 dobles.

Pero deben remolcarlo más. Tuvo un porcentaje de embasado de .377, pero apenas pudo anotar 85 carreras.

¿Podrá mantener su nivel el infielder que mide 1,71 metros (5,6 pies)?

"Creo que ofrece un gran ejemplo a nuestros jugadores jóvenes", afirmó Hinch. "Siempre está buscando por eso elemento extra que le permite ser mejor. Lo que espero de él es poner el empeño para superar lo que vimos el año pasado".

El roster ofrece más alternativas. Como Jason Castro y Hank Conger son los receptores, Gattis --principalmente un cátcher en su carrera-- deberá buscar espacio en el bosque izquierdo, la primera base o turnos como bateador designado.

La rotación abridora viene de una campaña con efectividad de 3.82, un número superior a la de los Tigres de Detroit que dispone de nombres más famosos. Scott Feldman es el veterano del grupo, seguido por Keuchel, Collin McHugh y Brett Oberholtzer.

------

EL PEOR ESCENARIO:

Cinco de los bateadores que se perfilan en la alineación figuraron entre los 20 primeros en porcentaje de ponches el año pasado (mínimo de 300 apariciones al plato): el primera base Singleton, el jardinero derecho Springer, Rasmus, Carter y Castro.

Atentos a la evolución del jardinero derecho Springer y el primera base Jon Singleton. Ambos debutaron el año pasado. Springer brilló con 20 jonrones y 51 impulsadas en 78 juegos ante de sufrir una lesión. Singleton, en cambio, no pudo duplicar su poder en las menores al registrar promedio de .165 en 95 partidos y se ponchó en ponchó en un 31,8% de sus oportunidades.

El bullpen malogró 25 rescates en 2014 y tuvo la peor efectividad de las mayores. Adquirieron a los agentes libres Luke Gregerson y Pat Neshek, invirtiendo 21 millones de dólares, para remediar la situación.