Carlos Gómez encarna la garra de los Cerveceros

Carlos Gómez encarna la garra de los Cerveceros

PHOENIX - El jardinero central Carlos Gómez juega el béisbol como alguien que está huyendo de una casa incendiada. El dominicano pone el tono en los Cerveceros, quienes cuando juegan su mejor béisbol dan la impresión de haber nacido para correr.

"No soy yo solamente; así jugamos", dijo Gómez. "Somos agresivos en las bases. Si dos o tres veces en una campaña provocas errores que te dan la victoria, al final del año puede resultar decisivo. Puede marcar la diferencia en la temporada y en llegar o no a los playoffs".

Gómez está empatado con Ben Revere en el tercer lugar entre ligamayoristas con 111 estafadas en las últimas tres campañas. En el primer y segundo lugar, respectivamente, están Rajai Davis y el venezolano José Altuve.

El manager de los Cerveceros, Ron Roenicke, se desarolló como jugador dentro de una organización de los Dodgers que esencialmente inventó el corrido de bases en la era moderna con Jackie Robinson, seguido por el incomparable Maury Willis.

Antes de unirse a Milwaukee en el 2011, Roenicke formaba parte de un cuerpo de instructores de los Angelinos que incluía a Joe Maddon y Bud Black, quienes también han aplicado su filosofía sobre el corrido de bases en su labor como pilotos. Mike Scioscia, el manager actual de los Angelinos quien también dirigió aquellos clubes de los Serafines, se desarrolló junto con Roenicke en la organización de los Dodgers. Los cuatro pilotos predican sobre la importancia de avanzar a la tercera base y tomar cuantas bases se pueda.

"Ron transformó mi carrera cuando me desató", dijo Gómez. "Le gusta que juguemos así en cada uno de los 162 partidos. Estos muchachos corren. Si eres consistente con ello, los muchachos a la defensa [del equipo contrario] sienten presión. Tratan de ser demasiado rápidos y cometen errores".

Las estadas solamente un componentes del corrido de bases, pero reflejan la actitud de darle todo que Gómez encarna y enfatiza entres sus compañeros del equipo. En los últimos tres años, los Cerveceros se encuentra en el segundo lugar en Grandes Ligas en bases robadas detrás de los Reales. En el tercer lugar están los Padres de Black.

En el 2012, liderados por Gómez (37) y Ryan Braun (30), los Cerveceros encabezaron las Grandes Ligas con 158 bases robadas. La siguiente temporada, terminaron en el primer lugar en el Viejo Circuito con 142 estadas, de las cuales el quisqueyano Jean Segura tuvo 44 y Gómez 40.

Gómez sumó 34 bases robadas el año pasado, pero los Cerveceros terminaron en el quinto lugar en la Nacional en la dicha categoría. Luego de registrar marca de 20-8 en el primer mes de la temporada, Milwaukee llegó al receso del Juego de Estrellas en el primer lugar en la División Central de la Nacional con marca de 53-43, pero quedaron fuera de la contienda por la postemporada al registrar foja de 29-37 en la segunda mitad. La ofensiva de desmoronó y la acción en las bases se congeló.

Gómez aportó 17 estafadas en la segunda mitad el año pasado, pero su producción mermó. Bateó .253 con slugging de .427 en la segunda miad luego de haber tenido promedio de .304 con slugging de .510 antes del Juego de Estrellas y haber sido titular en el Clásico de Media Temporada.

"Carlos juega duro y ha aprendido a jugar por sus compañeros", dijo Roenicke. "Se ha convertido en un bateador peligroso que tiene poder al igual que velocidad y puede atrapar la bola en la jardín central. Se pone como loco, chocando con los muros, robando bases. Y tira muy bien.

"Es uno de los líderes de este equipo. Da gusto verlo jugar béisbol y relacionarse con sus compañeros de equipo".

Segura tuvo un 2014 difícil a nivel personal y profesional luego de haber sido convocado al Juego de Estrellas en el 2013 como campocorto. Ahora está trabajando para agregar una patadita leve a su mecánica en el plato con la esperanza de devolver su promedio a sus niveles del 2013, cuando bateó .294. El año pasado, el promedio de Segura fue de apenas .246 y el quisqueyano se robó solamente 20 bases.

"Es importante que yo me embase y ponga las cosas en movimiento", dijo Segura.

Gómez - el jugador más veloz del club, afirma Segura - estará a su lado a cada momento.

"Se trata de uno de esos muchachos que necesitamos echar a andar", dijo Gómez. "Cuando ambos nos embasamos, el equipo contrario no sabe qué hacer".