Muy cambiadas las divisiones Oeste de cara al 2015

Muy cambiadas las divisiones Oeste de cara al 2015

PEORIA, Arizona -- Bud Black prácticamente salió corriendo a dirigir una práctica a pesar del cielo gris, ansioso por entrar al terreno para otro día de ejercicios de pretemporada con su renovado plantel de los Padres de San Diego.

¿Y quién puede culpar al piloto si se siente contento? Tiene un roster con grandes expectativas después de una serie de transacciones, y un trío de jardineros nuevos que tanto Black como el guardabosque Matt Kemp consideran como uno de los mejores de las Grandes Ligas.

Los equipos del Oeste de las mayores, y especialmente los de California, realizaron toda clase de transacciones entre ellos en los últimos meses, canjeando jugadores incluso con rivales de división. Docenas de peloteros, sobre todo en el Oeste de la Nacional, empezaron la pretemporada con nuevos uniformes en la Liga del Cactus.

Hasta Chip Hale, el manager de primer año de Arizona, dejó su puesto como coach de banca de Oakland para dirigir a los Diamondbacks. Barry Zito, que lanzó en las mayores por última vez en 2013 con los Gigantes, intenta volver con los Atléticos, su primer equipo.

Oakland, un club que nunca ha tenido miedo a realizar transacciones, realizó nueve canjes en los que estuvieron involucrados 27 jugadores en este receso de temporada. Los Dodgers y Padres hicieron cambios importantes dentro de su división.

El equipo de Black estuvo tan ocupado que el manager ahora repite la frase "ningún canje, ninguna transacción" cuando habla con la prensa en la pretemporada.

"Estaba emocionado", dijo Black, al recordar las transacciones realizadas por el gerente general A.J. Preller. "Todavía tenemos que alcanzar a dos equipos, los campeones de la Serie Mundial (Gigantes) y los Dodgers, que ganaron 94 partidos".

Los Angeles envió a Kemp a los Padres, que necesitaban un bate de poder. Los Dodgers recibieron al torpedero Jimmy Rollins de los Filis.

"Parece que el poder se fue al Oeste, después que estuvo tanto tiempo en el Este", comentó Rollins. "Y aunque no fuese el Este, había la percepción de que estaba en el Este, aunque no fuese cierto".

Oakland se deshizo de tres jugadores elegidos al Juego de Estrellas al enviar al antesalista Josh Donaldson a los Azulejos, al jardinero Brandon Moss a Cleveland y al catcher Derek Norris a San Diego. Pero el gerente general Billy Beane apenas empezaba con sus movimientos.

El asistente de Beane, David Forst, ahora sonríe al recordar todas las transacciones, que superaron incluso los inviernos más frenéticos de Oakland en el pasado.

"Nos divertimos mucho, sin duda", señaló Forst. "Trabajamos mucho en este receso de temporada, dentro y fuera del terreno. Hubo un motivo para que estuviésemos tan activos como hemos estado. Al final del año pasado nos pareció que teníamos un equipo que probablemente no se dirigía en la dirección correcta en 2015".

El manager Bob Melvin tuvo que revisar la parte trasera de las camisetas para aprenderse los nombres de todos sus nuevos jugadores durante una actividad con fanáticos el mes pasado.

"Uno se da cuenta porque se habla sobre eso", dijo el toletero de los Angelinos, Albert Pujols, sobre todos los cambios. "Obviamente hubo algunas transacciones importantes en el Oeste de la Liga Nacional y la Liga Americana".