A su corta edad, Trout ya es un líder en Angelinos

A su corta edad, Trout ya es un líder en Angelinos

TEMPE, Arizona - El liderazgo en los vestidores de Grandes Ligas fluyen ordinariamente en un arco natural, desde veteranos que están dispuestos a compartir su conocimiento y sabiduría hasta jugadores más jóvenes.

En el campo de entrenamiento de los Angelinos, el dominicano Albert Pujols, Jered Weaver y Huston Street llenan ese rol satisfactoriamente. Pero hay otro líder aquí, y no hay nada ordinario acerca de él. Mike Trout, a sus 23 años, no tiene que decir una sola palabra. Pero créanme, su presencia ya es formidable al ser un líder que pone el ejemplo.

"Si cuentas con esa clase de talento, aunque no hables mucho, vas a ser un líder", destacó el manager de los Angelinos Mike Scioscia. "Algunos de los jóvenes aquí buscan a Mike para pedirle consejos, y el muchacho les corresponde.

Además de ser el mejor pelotero de todo el béisbol, Mike también es un gran compañero.

"Desde el primer día, la forma en que se conduce a sí mismo, levanta a la gente. Nunca se ha sentido intimidado por algo o alguien en el béisbol. Esa es una gran cualidad para que otros jugadores la absorban. El muchacho se convirtió en profesional a los 19 años. Es extremadamente maduro para su edad".

Como ganador del trofeo al Jugador Más Valioso de manera unánime en 2014 por parte de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos, y segundo lugar en las votaciones detrás del venezolano Miguel Cabrera en las dos campañas previas, Trout goza de un respeto que va más allá de su edad. El muchacho entiende el alcance de su influencia y sabe conducirse con humildad.

"Muchos de los muchachos admiran a otros- especialmente Albert y Weave - por su liderazgo", señalo Trout. "Mi meta no sólo es venir aquí a hablar sino a hacer bien mi trabajo, tener una actitud: 'Esta es la manera en que se debe de hacer' Si puedo ayudar a algunos de mis compañeros de esa manera, grandioso".

Trout pasó el invierno como siempre lo ha hecho, en casa con su familia en Millville, Nueva Jersey. Practicó un poco de cacería y pesca, e invirtió en cerca de 220 acres de tierra en South Jersey -- "en medio de la nada" - donde planea construir una residencia.

"Nada del otro mundo", dijo Trout, con una gran sonrisa, cuando se le preguntó si el reconocimiento como JMV de la Liga Americana había cambiado su vida de alguna manera. "[Sólo] me quedé en casa. Ustedes me conocen".

Una de las virtudes de Trout como pelotero y como persona es que sin importar lo que le suceda siempre parece tener los pies sobre la Tierra. Permanece en contacto toda la temporada con la gente en la que más confía - su madre, su padre, sus hermanos y amigos - y eso lo mantiene humilde todo el tiempo.

Sus compañeros se impresionan con la forma en que Trout mantiene su amor por el juego y la competencia día con día. Es un jugador bien durable - rara vez sale de un partido, mucho menos se toma un descanso en uno -y disfruta jugar al béisbol al estilo de un joven Willie Mays.

Esta cualidad se une al liderazgo de Trout, junto a su extraordinario talento e intrepidez.

"Es el mejor en lo que hace", aseguró su compañero C.J. Cron, "y ya es parte del liderazgo de este club. Muchos de los muchachos siguen su ejemplo - la forma en que se prepara, la manera en que juega al béisbol, siempre está feliz. Se contagia.

"Cada quien es diferente, y no puedes decir que uno es mejor que el otro. Mike siempre es el mismo, sin importar que clase de juego tenga. La forma en que se conduce a sí mismo, te das cuenta de por qué es tan bueno - y por qué es capaz de recuperarse después de tener un mal día".

La mágica temporada 2014 de Trout, en la que guió a los Angelinos al mejor récord de Grandes Ligas con 98 victorias, incluyó el mayor número de carreras anotadas por tercer año seguido (115), carreras producidas (111) y bases totales (338), mientras que se voló la barda en 36 ocasiones. También ocupó el primer lugar en ponches con 184, un número que planea reducir al resistirse a las rectas de alta velocidad. Los robos de base de Trout han ido en declive tras liderar la Liga Americana con 49 en 2012 hasta 33 en 2013 y luego 16 en apenas 18 intentos el año pasado.

Cuando se le preguntó si planea correr más esta campaña, Trout respondió, "Siempre trato de ser agresivo. Lo he hecho antes; definitivamente es algo que quiero hacer".

Scioscia y su cuerpo de instructores han hablado sobre la posibilidad de mover a Trout a la posición No. 3 en el orden al bate; fue casi increíble que el toletero encabezara la Liga Americana en carreras remolcadas como segundo bate. Pero no están seguros si esa maniobra será práctica dada la naturaleza de su talento. "Batearé en el lugar que Sosh me ponga", aseguró Trout.

Los niveles de desempeño en un pelotero pasan por altibajos, aun cuando se trata de superestrellas. Pero el carácter es constante.